Patagonia, miercoles 23 de abril de 2014

Información detallada sobre las ballenas en la Patagonia

Historias balleneras
Texto: Pablo Etchevers
Remontándonos en la historia, encontramos en Noruega ballenas dibujadas en las rocas que datan del año 2.200 a.C. Según datos encontrados en Alaska, se sabe que los esquimales cazaban ballenas hace 3.400 años.

  La literatura inmortalizó la historia de la caza de ballenas a través de Moby Dick, la genial novela del escritor Herman Melville, en la que un grupo de pescadores intenta cazar una gran ballena blanca que termina ganando la partida sin perder nunca la libertad, el bien más preciado que tiene todo cetáceo.

Hacia 1725, salió de Dundee (Escocia) la primera expedición ballenera al Atlántico sur. La caza de ballenas, lobos y focas en nuestros mares por marinos extranjeros, en especial ingleses y norteamericanos, se hizo intensa después de 1750. Comenzó en Malvinas y continúo hacia las costas patagónicas hasta llegar al Cabo de Hornos, la Isla de los Estados y otras islas; actuaban siempre con total impunidad.
Ballena Franca Austral
Se estima que antes de iniciar las cacerías existían cerca de 100.000 ejemplares de ballena franca. Por su matanza y la lenta recuperación del grupo (las hembras sólo tienen cría cada tres años), la ballena franca es, de las once especies actuales de ballenas, la que sufre mayor riesgo de extinción.

La especie se encuentra protegida desde 1935. En 1946, se forma la Comisión Ballenera Internacional, a la cual adhieren la mayoría de los países balleneros. En 1982, en Inglaterra se logra que los integrantes de la Comisión Ballenera firmen una moratoria, con la que se volvió un hecho la prohibición mundial de caza de ballenas desde 1985 hasta 1990. Esto permitió verificar la cantidad de ballenas y estimar su posible aumento de población.

  Si los productos que se extraen de las ballenas tienen sustitutos en tierra, nos preguntamos por qué se produce esta terrible matanza irracional que sin sentido extermina a los gigantes del mar.
Ballena Franca Austral
¿No vale la pena disfrutar mirándolas o escuchando su inmensidad?

Ballena Franca Austral

Lentas, bien lentas

Curiosas y tranquilas, las ballenas francas nadan lentamente por las frías aguas de los mares del Sur con una velocidad máxima de 9 a 11 kilómetros por hora. Lentas. Sin embargo, esta velocidad es ideal para que los turistas puedan fotografiar y filmar sus desplazamientos y saltos.
Cabalgatas

Los que desean vivir un momento distinto pueden elegir un paseo a caballo y recorrer montañas, bosques, playas o arroyos con toda la familia disfrutando hermosos momentos.
Lo ideal es realizar esta actividad mediante cabalgatas guiadas con baqueanos de la zona en dóciles caballos criollos.
Si se va a realizar una cabalgata corta, no es necesario saber montar. Una rápida charla teórica con el guía es suficiente para aprender a tomar las riendas.

Leer más...
Rafting

El rafting es un deporte de equipo, donde los tripulantes de la balsa reman y orientan su peso de manera coordinada para recorrer los rápidos de los ríos y mantenerse a flote. El número estándar de personas que sube a un gomón es de seis a ocho tripulantes, según su tamaño.
A los que se inician en el rafting, les recomendamos que se ubiquen en el centro del gomón. Los que ya tienen alguna experiencia y prefieren remar pueden ir en la parte delantera, mientras que los más experimentados, por lo general, van atrás.

Leer más...
 
Inter Patagonia - Información sobre ballenas en la Patagonia - Patagonia Argentina
© 2002-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723
Compartir en Twitter Sigue InterPatagonia en Twitter
Compartir en facebook InterPatagonia en facebook: Me gusta
Suscribite a nuestro canal de YouTube Videos de InterPatagonia en YouTube
Síguenos en Google+