Inter Patagonia - Página principal Patagonia, miércoles 17 de septiembre de 2014  
Inter Patagonia - Paseos y excursiones
  Volver a San Carlos de Bariloche Español  English  
Estás en: InterPatagonia > Los Lagos > San Carlos de Bariloche > Paseos y excursiones > Nahuelito, el escurridizo

Nahuelito, el escurridizo

   
 Tiempo estimado de lectura: 2 min. Textos Mónica Pons   Fotos Eduardo Epifanio
Nahuelito, del lago Nahuel Huapi

Varios libros y publicaciones ofrecen material acerca de las apariciones del Nahuelito. Nuestra imaginación es más fuerte aun y seguimos investigando sin resignarnos a no verlo con nuestros propios ojos.



Por más que clavamos la mirada sobre el horizonte del lago Nahuel Huapi y mantuvimos fijamente ojos y mente en esa superficie durante minutos y minutos, no vimos nada. Nada se movió, aunque más no fuera para darnos un atisbo de ilusión. Intentando definir el misterio del Nahuelito, mi marido y yo realizamos ese ejercicio cada vez que retornamos a esta ciudad. Sin resultado, por supuesto.

Caminando por la costa, sola y deseando que esa imagen se presentara de una buena vez, imaginaba qué haría si realmente el Nahuelito estuviera dispuesto a dedicarme su contorno sobre el agua. ¿Cual sería mi comportamiento? ¿Tendría miedo? ¿A qué? Supongo que no habría muchas posibilidades de que se acercara a la costa, pero el temor seguramente estaba instalado en mí.

Siempre llevo conmigo la cámara pero en esas circunstancias me pregunto si atinaría a fotografiarlo. Quizá me quedara con la boca abierta y sin poder accionar el disparador.
Nahuelito, del lago Nahuel Huapi
Ya no es un tema nuevo para los habitantes de Bariloche. Tanto se ha dicho, criticado y exagerado sobre el Nahuelito que pocos prestaban atención a nuestra consulta y la dejaban flotando y sin respuesta.

Desde antes de la conquista se tienen referencias del Nahuelito. Entre las leyendas de los indígenas, una mencionaba el encuentro con el monstruo del lago. Imaginamos que le llamarían “Pumita”, ya que esa sería la traducción de la lengua mapuche.

Allá por 1920 el Dr. Clemente Onelli, explorador del perito Francisco P. Moreno, realizó una muy mencionada búsqueda con Emilio Frey y hombres de la zona.

No hace tantos años el explorador y divulgador científico Jacques Cousteau realizó su propia experiencia luego de similares tareas en el lago Ness de Escocia. Hizo dos incursiones en las inmensidades del lago Nahuel Huapi con su equipo especializado; sólo tuvo tibios indicios de su existencia. Suponemos que de haberlo encontrado habría grabado los videos y sonidos necesarios para que el mundo se enterara de que el Nahuelito existía. Luego, su conocido concepto de conservación hubiera prevalecido ante cualquier otra idea de la sociedad para permitir que siguiera su camino.

Se conocieron otras expediciones pero, quizás, esas fueron las que más “prensa” tuvieron. En todos los casos, resultaron infructuosas o quizá no lograron todos los elementos necesarios para comprobar la presencia del famoso ¿plesiosauro?
Nahuelito, del lago Nahuel Huapi
Ahora debería definir mi postura personal. Ante el hecho de verlo, tendría dos opciones: o dar aviso para que lo atraparan o simplemente contemplarlo y dejar que siguiera libre en el fondo del lago. Lo real es que hasta donde sé el pobre Nahuelito nunca le hizo nada malo a nadie, más allá de algún golpe ocasional a un navegante que haya invadido su jurisdicción. No se ha tenido conocimiento de víctimas.

A su vez, las expediciones crearon posturas muy disímiles ante el mismo hecho. Algunos deseaban capturar y matar al Nahuelito para terminar de una vez por todas con las andanzas del monstruo del lago. Otros sólo querían corroborar su existencia y, en cambio, eran de la idea de permitirle su subsistencia.

Lo cierto es que hay un punto en común: su extensión, su largo cuello y lomo con dos jorobas y piel de cuero son los están en boca de quienes creen en su existencia. Mucho hay que leer en los libros de ciencias para entender si un animal que se debería haber extinguido hace millones de años puede haber sobrevivido.

Ilusión: palabra mágica que mueve nuestra fantasía

¿Es mucho lo que pedimos y añoramos? Solo unos minutos de esa mirada profunda y vacía de sus ojos que no se borrarían jamás de la nuestra.

Seguiré insistiendo y alentaré a quienes tengan las mismas inquietudes que nosotros para continuar en la búsqueda de esa criatura acuática tan nombrada.
 
Inter Patagonia

Ubicación



Volver a San Carlos de Bariloche Subir  

InterPatagonia - Información turística sobre San Carlos de Bariloche, Patagonia, Argentina: Paseos y excursiones
© 2002-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723