Patagonia, domingo 26 de octubre de 2014
Estás en: InterPatagonia > Los Lagos > Castro > Historia y leyendas

Castro

Historia y leyendas

Historia

El archipiélago de Chiloé, estuvo habitado por indígenas que pertenecían a la tribu de los Huiliches (gente del Sur) quienes poblaban la zona al sur de Valdivia.
Eran pacíficos y laboriosos y tenían buena relación con los Araucanos, con quienes se aliaban a veces, no así con los fueguinos y tehuelches que habitaban otras regiones de la Patagonia.
Quienes vivían cerca del mar eran hábiles pescadores y el resto agricultores.
Una rama de los huiliches formaban los Payos (hombres barbudos), que habitaban ciertos lugares del sur de la Isla Grande y las islas adyacentes; y otra grupo eran los Chonos, raza ruda y semi-salvaje, que deambulaba por los archipiélagos mas australes.
Don Alonzo de Camargo divisó por primera vez las costas de Chiloé en el mes de Febrero de 1540, sin hacer reconocimiento de las mismas, y fue en 1553 cuando el Gobernador Gral de Chile don Pedro de Valdivia intentando ensanchar los dominios envía al Capitán Don Francisco de Ulloa para recorrer toda la costa de la Isla de Chiloé y algunas islas habitadas por los Chonos.
Es el 12 de febrero de 1567 cuando el Capitán Martín Ruiz de Gamboa funda la ciudad de Santiago de Castro, lo que la constituye en una de las ciudades más antiguas de Chile y más austral del continente en el siglo XVI.
En Noviembre de 1568 llegan los fransiscanos fundadores de la comunidad de Castro, misioneros y maestros de la escuela. En 1575 un sismo-maremoto sacude al poblado.
Sin embargo las vicisitudes pasadas por la población de la Isla debido al cambio operado en sus vidas por los conquistadores, han dejado sin vestigios históricos de esa fundación.
En el año 1600 un curioso episodio alterna la historia de Castro, tal es la ocupación de la población durante dos meses por el Corsario holandés Baltazar de Cordes, para luego ser nuevamente arrasada por otro almirante holandés: Enrique Brower.
En el siglo XVIII (1742) parece "yerma y solitaria", sus pobladores se van a vivir a los campos y regresaban solo en los días de fiestas. En 1786 y 1787 se producen nuevos terremotos, reduciéndose la población.
A finales del siglo XVIII contaba con unas 150 familias y 250 casas.
Carlos Darwin visita Castro en 1832 y la describe como "triste y desierta".
En 1907 tenía alrededor de 1.250 habitantes.
Castro fue Capital de la provincia española hasta 1788 fecha en que Ancud toma la primacia sobre esta.
En 1907 tenía alrededor de 1.250 habitantes.
Posteriormente la actividad maderera de fines de siglo XIX renueva la prosperidad de la zona y a partir de la inauguración del ferrocarril en 1912 Castro recobra su importancia como centro del archipiélago, para desarrollar una gran actividad marítima en la década del 20.
Por los años 30, el cultivo de la papa que se embarcaba hacia los puertos del Norte y Sur del país
apoya el crecimiento del pueblo y surgiendo las pensiones, hoteles, bodegas, locales comerciales; casonas de madera de dos y tres pisos en la arteria principal del pueblo, la calle Lillo.
Por el año 1958 se abre la carretera de Castro a Ancud.
Por el año 1960 un fuerte terremoto destruye el puerto, el ferrocarril, la municipalidad y algunos palafítos , por ese entonces la población era de 7.000 habitantes. Luego de este episodio, la ciudad se extiende hacia el sector alto, y es nuevamente designada capital de la provincia en 1982.

Leyendas

El Trauco

Es un enano que habita en el bosque, su altura no pasa de 80 cm.
Usa un sombrero cónico y tanto éste, como sus ropajes, son de quilineja, material parecido a la rafia. Habita en compañía de la "Fiura", su mujer.
A pesar de ser enano, posee un gran desarrollo muscular y la reciedumbre de un gigante. Lleva siempre un hacha de piedra con la que es capaz de derribar cualquier árbol, de solo tres golpes, por muy duro que aquél sea.
Odia a los hombres y con un solo aliento, puede dejarles la boca torcida o condenados a morir en corto plazo. Su comportamiento con las mujeres es diferente; se caracteriza por ser un enamorado empedernido. A pesar de su aspecto horripilante despierta en las mujeres una atracción irresistible, las cuales se entregan sin vacilaciones. Para aquellas mujeres que se resisten, le basta con provocarles sueños eróticos. Así las más bellas jóvenes caen rendidas en sus brazos.
Generalmente causa pavor, con su presencia, en los bosques y es la disculpa que dan algunas jóvenes al quedar embarazadas en soltería.
El Trauco puede ser destruido de diversas formas:
-Pasar a la persona que ha sido torcida por el humo del fogón.
-Hacer un sahumerio de canelo o laurel.
-Gritarle insultos y lanzar cenizas calientes al fuego.
-Atrapando al "Pehueldún" y colgándolo en el "Collín".
-Al coger al Trauco, se cuelga en el Collín del fogón donde se convierte en un palo torcido que destila, con el cual se frota a las víctimas de sus maleficios.

Poesía

VIAJERO AMIGO de Julio Norambuena Vera

Chiloé, meridional archipielago,
tu nombre tiene su origen
en la raíz misma de nuestro pueblo,
hecha con sudor y esfuerzo
de hombres y mujeres,
de nativos y extranjeros.
De un Ercilla, de un Ramón Freire,
de una Ines de Bazan
o de un Caicumeo
que, hace más de un siglo
su pan negro compartieron
y que, al igual que ayer,
hoy siempre lo hacemos
con amor y cariño los isleños.
Bienvenido viajero amigo,
hermano de un mismo suelo.
¡ Adelante y conocednos
que, nosotros te esperamos
con los brazos
y el corazón abierto!

Insula Magica
de Julio Norambuena Vera

Chiloé, canto de pájaros
que habitan en la floresta
y que surcan los espacios
del edén de mi tierra.
Chiloé, tierra de tejuelas
de alerces milenarios
que te alzas en la montaña
cual erguido campanario
Chiloé, tierra de artesanos,
agricultor por excelencia,
marinos, curas y maestros
forman familias enteras.
Chiloé peñón de leyendas,
de amor y esperanzas
que al canto de los pájaros
renace en cada mañana
Chiloé, ínsula mágica
de paisajes maravillosos
eres la luz enclavada
en el añil majestuoso.
Chiloé, amistad y amor
flotan entre tus pueblos y aldeas
eres el tesoro que Dios
dio al hombre de esta tierra
Ya sea con sol o niebla,
con truenos y relámpagos
Chiloé, abre sus puertas
para recibir al hermano.

Supersticiones de Buen Aguero o Buen Porvenir
-Cuando un gallo canta a las 12 de la noche, hay buenas noticias.
-Sembrar legumbres en el día de San Bartolomé, da muy buena producción.
-Cuando una dama ovilla lana y lo hace apretado, le tocará un marido trabajador.
-Cuando dos personas tejen y se chocan los palillos, van a ser comadres.
-Cuando pica la planta de los piés es señal de que se va a poner zapatos nuevos.
-Cuando pica la mano derecha, es señal de saludo, y cuando pica la mano izquierda,
significa que va a recibir dinero.
-Cuando saltan chispas de un horno, es señal de recibir dinero.
-Cuando se trae un cuero de culebra en la cartera, no falta dineo.
-Cuando se encuentra una herradura botada, trae buena suerte.

Supersticiones de Mal Aguero o Mal Porvenir
-Cuando un niño se sienta en un almud, no crece.
-Cuando se siembra durante la novena del tránsito, no producen las papas.
-Sembrar papas en el día de la luna, se convierten en puras raíces.
-Cuando un gallo canta al atardecer nueve veces, alguien de la casa va a morir,
porque los nueve cantos significan un novenario.
-Cuando la costa se acerca, es señal de mal tiempo.
-Cuando los jotes se paran en la cruz de la iglesia, alguien se va a morir.
-Cuando una pareja de novios entran juntos a un cementerio, es señal de pelea.
-Cuando lloran los perros, es señal de desgracia.
-Cuando se casan dos hermanos el mismo año, mala suerte para el primero.
-Cuando una mujer soltera se coloca una argolla de compromiso, no se casará jamás.
-Cuando una mujer se moja la falda al lavar, le tocará un marido borracho.
-Cuando se mata un gato, siete años de fatalidad.
-Cuando se quiebran vasos en una boda, el matrimonio tendrá problemas.

Los juegos de Paja
Despues de la trilla a caballo, tradicionalmente el dueño de casa anunciaba con una bandera en el campanario, la realización de juegos de paja en la noche. La noticia circulaba rápidamente de boca en boca y cuando ya oscurecía los notificados se reunían en el lugar para dar comienzo a los divertidos juegos.
He aquí la descripción de algunos de ellos:
La Pilla:
Sobre un montón de paja se formaban parejas de hombres y mujeres, quienes previamente preparaban una "guasca" con pañuelos anudados para guasquiar al solitario que quedaba en el centro.
Este debía deshacer una pareja y arrebatar la mujer para librarse de los guascasos que le propiciaban los demás integrantes del juego (los que tenian pareja). El guascaso era sorpresivo, pues los pañuelos circulaban de una pareja a otra. Aquel hombre que perdía su pila (su pareja) ocupaba el lugar de solitario y se colocaba sobre el monton de paja para continuar el juego.
El Cabrestante:
Dos hombres o mujeres tomaban un poncho o frazada desde los extremos y lo extendían longitudinalmente. Mientras tanto una fila de valientes se aprestaban a saltar sobre el obstáculo, el cual era movido en diferentes direcciones para engañar al "actor".
El Zapato:
Se preparaba una guasca con pañuelos anudados. Luego se formaba un circulo alrededor de un montón de paja, sobre el cual se colocaba uno de los jugadores, quien tenia por misión buscar el misterioso zapato (la guasca) y apoderarse de él. Todos los jugadores simulaban ir pasando la prenda a su compañero inmediato tras repetir la frase "corre zapato". El despistado buscador de zapato recibía sorpresivamente un guascazo de cualquiera de los jugadores que tuviese la prenda, pero por supuesto, sin que pudiese advertirlo. El jugador que era sorprendido con la prenda se le despojaba de ella, convirtiendose en el nuevo buscador de zapato.
La Mula:
Se elegía un comprador y un vendedor de animales. El vendedor seleccionaba su tropilla de mulas y se disponia a recibir al comprador. Ambos montados sobre caballos de palo, comenzaban el negocio. El comprador montaba y corria a todas las mulas en venta para seleccionar las mejores. Una vez elegida las mulas el comprador pretendía huir del lugar sin pagar ningún peso, razón por la cual comenzaba la "discusión" y la "pelea" a caballo sobre la paja.
El Brujo:
Sobre un monton de paja se colocaba una persona simulando estar muerta. En la entrada de la puerta dos hombres hacian el papel de perros, quienes aullaban y ladraban incesantemente. Mientras tanto uno, dos o tres brujos saltaban alrededor de la casa y cada vez que los dolientes se descuidaban los brujos entraban a la casa a tratar de sacar al muerto, lo que no conseguían.
Se sacaba al muerto del lugar y se llevaba al cementerio. Allí el cura provisto de un sombrero con horines bendecía al difunto, quien era enterrado bajo un montón de paja. Los dolientes que permanecían en el cementerio, se quedaban dormidos, ocasión que aprovechaban los brujos para sacar a golpes y a patadas al desafortunado difunto.
El juego finalizaba con lamentos de los dolientes y aullidos de perros quienes se percataban del hecho después que los brujos se salían con la suya.

El Almud
Cajoncito de madera que se usa aún, para medir granos, papas, zanahorias, etc. Además de mariscos, es una medida de volumen con capacidad entre 6 y 8 kilos. Por un lado mide el almud y por el reverso, la mitad. Es de origen Español.

Birloche, Biloche o Trineo
Aparato de madera sin ruedas, tirado por bueyes, que se utiliza en el transporte de papas, leña, algas marinas para la siembras, etc.; el cual es arrastrado sobre el barro, arena, piedras de la playa y en los caminos vecinales.

Sacho
Ancla chilota para embarcaciones, hecha en base a una piedra circular encerrada entre varas embutidas en dos trozos de madera ensamblados en forma de cruz.
Las varas van unidas arriba con una amarra vegetal de fibra de boqui y comunicadas a la embarcacion por una cuerda llamada beta.

Telar Chilote
Distinto al mapuche del norte; este es horizontal, clavado al suelo en el interior de la habitación, donde la mujer teje arrodillada.

textos tomados de la web http://www.geocities.com/TheTropics/Paradise/3759/ con autorización del Sr. Julio Norambuena Vera.

 
InterPatagonia - Información turística sobre Castro, Patagonia, Chile: Historia y leyendas
© 2002-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723