Inter Patagonia - Página principal Patagonia, viernes 19 de diciembre de 2014  
Inter Patagonia - Paseos y excursiones
  Volver a El Bolsón Español  English  

Cabalgata al cajón del río Azul

   
 Tiempo estimado de lectura: 2 min. Textos Fotos Karina Jozami Textos Fotos Karina Jozami
Cabalgata al cajón del Azul

Entre las propuestas interesantes que ofrece El Bolsón, llegar hasta el cajón del río Azul a caballo significa sorprenderse con lo que la naturaleza nos regala a lo largo de una jornada.

Visitamos El Bolsón en otoño y recibimos la invitación para conocer el bosque y las montañas en una cabalgata que nos llevaría hasta el cajón del río Azul. La aceptamos y dedicamos un día completo de nuestras vacaciones a esta experiencia.

Desde el centro de la ciudad, salimos en una combi de la empresa de turismo Grado 42 con un grupo de turistas españoles que estaban tan entusiasmados como nosotros por el paseo. Pusimos rumbo al paraje llamado Mallín Ahogado, que se encuentra a 15 kilómetros de El Bolsón.

Al llegar a la chacra de la familia Warton en el callejón del mismo nombre, dejamos el vehículo para iniciar la cabalgata. Camilo fue nuestro guía y ya estaba alistando los caballos para la salida. Sin apuro se ocupó de asignar a cada uno los bien equipados equinos, viendo que cada quien se sintiera cómodo en la cabalgadura.

Cuando todos habíamos montado y estábamos listos para partir, avanzamos lentamente como acomodando el cuerpo a ese modo poco habitual de traslado. El grupo estaba expectante y deseoso de internarse en la reserva natural del río Azul junto a sus caballos zainos.
Cabalgata al cajón del Azul
Camilo fue anunciando el recorrido y mostrando algunos detalles del área protegida. El frondoso bosque de cipreses y coihues era surcado por arroyos de montaña y cobijaba una gran cantidad de aves y distintas especies de fauna.

Andando al paso

Nos vimos envueltos en una nube de polvo ya que la falta de lluvias hacía que el sendero estuviera muy seco. El calor imperaba en ese sendero que acompañaba el río Azul y de vez en cuando la sombra de los árboles nos amparaba.

Vadeamos el río Azul que, en desacuerdo con su nombre, nos pareció verde esmeralda y tan transparente que permitía ver las piedras del fondo una a una. En algunos pozones del río, cuando la profundidad era de unos cinco metros, pudimos ver unas truchas que movían sus aletas con lentitud.

Otra vez en el bosque de la ladera de la montaña y superando los 700 metros de altura, altos coihues nos dieron su sombra. Estábamos en propiedad privada por un ancho sendero de libre tránsito que llaman servidumbre de paso y el refugio ya estaba cerca.
Cabalgata al cajón del Azul
Saludamos a unos pobladores de las chacras aledañas al río y poco más adelante llegamos hasta el camping agreste La Playita. Bajamos de los caballos con gran placer y con ganas de iniciar el picnic programado en ese punto.

Tirados de espaldas sobre el pasto, disfrutamos de un paisaje único y nos hubiéramos quedado en esa posición un rato más pero Camilo nos convenció de ir caminando hasta el cajón del río. El sendero era escarpado y llegamos al gran paredón rocoso que encierra el cauce del río.

Fuimos descubriendo saltos de agua y pozones. La fuerza del agua se abría paso entre las rocas y formaba remansos. Los caminos nos fueron llevando a distintos tramos del río hasta llegar a un puente de madera donde jugamos con el vértigo que nos producía el agua pasando por debajo de nuestros pies.

Luego continuamos hasta otro refugio, el del cajón propiamente dicho. Allí conocimos un interesante personaje, don Atilio Csik, quien nos maravilló con historias que suele compartir con todos los visitantes que llegan hasta donde él vive.
Cabalgata al cajón del Azul
Habíamos encontrado el famoso cajón del Azul, destino de nuestra excursión. El deseo del grupo de permanecer allí y algo de cansancio nos obligaron a que hacer un alto para descansar.

Luego, volvimos a buscar los caballos para desandar el camino. Camilo tenía razón: el rumor del río nos había entrado hondo en el corazón y nos hizo sentir felices de haberle dedicado un día completo de nuestras vacaciones.
Datos útiles
Sugerencias
Hasta el refugio de montaña, donde es posible alojarse o pasar el día, se recorre entre ida y vuelta unos 22 km en total. Posee duchas, letrinas, fogones y servicios de cocina.
 
Contacto
Grado 42
Belgrano 406 (8430) El Bolsón - Río Negro - Argentina
Tel: +54 294 449-3124  
e-mail
 
 
Inter Patagonia

Características
Nivel de dificultad
Media
Duración
El recorrido total es de 8 horas, aproximadamente.
Tipo de tour
Contemplativo - Cabalgata
Datos útiles Datos útiles



Ubicación



Volver a El Bolsón Subir  

InterPatagonia - Información turística sobre El Bolsón, Patagonia, Argentina: Paseos y excursiones
© 2002-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723

Síguenos en facebook Síguenos en Twitter Videos de InterPatagonia en YouTube Síguenos en Google+