Iglesias de Chiloé, Patagonia, Chile
Iglesias de Chiloé, Patagonia, Chile
English Version

Isla Grande de Chiloé
Iglesia de Colo
Iglesia de San Juan
Iglesia de Tenaún
Iglesia de Dalcahue
Iglesia de Achao
Iglesia de Castro
Iglesia de Nercón
Iglesia de Vilupulli
Iglesia de Chonchi
Iglesia de Ichuac
Iglesia de Aldachildo
Iglesia de Rilán
Iglesia de Detif
Iglesia de Chelín
Iglesia de Quinchao
Iglesia de Caguach
Volver a Interpatagonia



Isla Grande de Chiloé, Chile, Patagonia Ubicación

    Las iglesias de Chiloé se caracterizan por su óptimo aprovechamiento de los recursos del medio ambiente -en particular de la madera-, por su diálogo e interrelación con el paisaje y por materializar una cosmovisión eminentemente mestiza. Corresponden a una tipología con rasgos esenciales comunes, cuya configuración -forma, decoración , tamaño, proporciones- admite múltiples variaciones.
    Estos templos se emplazan cerca de la costa; en general buscan contar con un resguardo montañoso por el norte y orientar su pórtico hacia el sur, a fin de protegerse de las lluvias. Las iglesias enfrentan una explanada que a veces ha tomado la forma de una plaza propiamente tal y en otras constituye simplemente un espacio delimitado por un cercado o arboleda. El tamaño de la explanada tiene relación no solo con las dimensiones de la iglesia, sino también con la trascendencia de las fiestas religiosas que se realizan en ella.
    Los templos están constituidos por un gran volumen hermético de proporciones horizontales, techado a dos aguas, que en general se apoya sobre piedras de fundación para aislarse de la humedad.

    El extremo que enfrenta a la explanada se ensambla con un cuerpo vertical, la torre-fachada, que es el elemento característico de estas construcciones y que terminó de configurarse hacia mediados del siglo XIX; período que corresponde a la culminación del modelo tipológico de la iglesia chilota. Esta torre-fachada, siempre rigurosamente simétrica, se compone de un pórtico de ingreso, con su arquería, el hastial o frontón y la torre. La torre constituye el rasgo esencial de la construcción, no solo por su importancia simbólica- es el soporte de la cruz y de las campanas-, sino también por constituir un referente esencial en el paisaje; sirve, por ejemplo, como elemento de orientación de los navegantes.
    En el interior, el espacio es en planta basilical y de tres naves, de las cuales sólo la central llega a la pared del fondo; las dos laterales terminan antes en un tabique que da lugar a la sacristía y al cuarto donde se disponen los objetos litúrgicos. Separan las naves columnas de una sola pieza de madera; estas últimas se erigen en general sobre piedra. Las bóvedas son, en la mayoría de los casos, de cañón corrido; las excepciones son Achao -donde tal elemento es de casquetes-, Castro y Rilán, que tienen bóveda de crucería.
    Actualmente existen en Chiloé unas 60 iglesias que corresponden a esta tipología, que denominamos Escuela Chilota de Arquitectura Religiosa en Madera. 16 de estas iglesias-las más representativas de esta escuela- son a la vez Monumentos Nacionales de Chile y declaradas Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO.

Fuente y Fotografías: Servicio Nacional de Turismo - Gobierno de Chile

Iglesia de Colo Iglesia de San Juan Iglesia de Tenaum Iglesia de Dalcahue Iglesia de Achao Iglesia de Castro Iglesia de Nercón Iglesia de Vilupulli Iglesia de Chonchi Iglesia de Ichuac Iglesia de Aldachildo Iglesia de Rilán Iglesia de Detif Iglesia de Chelín Iglesia de Quinchao Iglesia de Caguach