Patagonia, jueves 18 de septiembre de 2014
Información sobre pesca con mosca en la Patagonia

Entrevista a Carlos Villaggi

Entrevista a Carlos Villaggi

Apenas se abre la puerta, cualquiera se da cuenta de que el lugar posee una atmósfera pescadora por donde se mire. Entrar a la sede de la AAPM, sita en la calle Lerma 452 (en Capital Federal) es encontrarse con todo tipo de anécdotas, fotos que lo dicen todo y que reflejan de manera perfecta una época gloriosa de la pesca con mosca, en la que pescadores de la talla de Jorge Donovan o el Bebe Anchorena mostraban sus trofeos, que casi siempre rondaban los diez kilogramos.

Eran otros tiempos, tiempos en los que las truchas eran realmente grandes pero también lo eran sus pescadores. En las fotos que allí se pueden ver continúa todo intacto, las grandes sonrisas y la vestimenta de antaño, junto a los viejos equipos de mosca, parecen haber resistido el paso del tiempo.

Allí también un pequeño cuadro resume de manera perfecta el ser pescador. Es el Testamento del pescador, una verdadera obra de arte escrita por el fallecido pescador estadounidense Robert Traver, quien de manera brillante dejó escrito los valores y el espíritu de la pesca con mosca.

Pero no sólo en fotografías está protegida la historia de una época. Una hermosa biblioteca atesora en su interior cientos de libros y videos. Todo parece pensado para pescar sin pescar e incluso es posible abrir una ventana diseñada por pescadores donde aparece el logotipo de la asociación, que es ni más ni menos que una mosca.

Entrevista a Carlos Villaggi

Y fue allí, en este ambiente tan armónico y perfecto, donde entrevistamos a uno de los ex presidentes de la Asociación Argentina de Pesca con Mosca, el Sr. Carlos Villaggi.

Ipat: ¿Cómo comenzó la historia de la AAPM?
Carlos Villaggi: La asociación está por cumplir sus 30 años de vida y fue el 19 de julio de 1974 el día de su nacimiento. La fundaron mosqueros pioneros que todos los años pescaban en la Patagonia y que, gracias a la influencia de los extranjeros que venían a pescar al sur, comenzaron a nutrirse de conocimientos y experiencias sobre conservación y educación, y empezaron a escuchar con atención reflexiones sobre el deterioro de los ámbitos de pesca en otras partes del mundo. Fue así que surgió entre los pescadores con mosca argentinos un objetivo claro sobre el recurso y una conciencia conservacionista. Surge la idea de enseñar y de cuidar los ambientes de pesca, llegando estos valores hasta nuestros días. 

Ipat: ¿Se podría decir que la pesca con mosca nace en la Argentina de un grupo selecto?
CV: Hay toda una fantasía sobre el origen de la pesca con mosca en la Argentina que hace quedar mal parados a estos mosqueros. Y en realidad, ninguno de estos pescadores ha sido egoísta. Decir que eran una elite es un contrasentido, porque por el contrario, formaron una asociación para difundir sus conocimientos a otros pescadores. Si bien muchos de ellos pertenecieron a grupos aristocráticos de la sociedad argentina, no trasladaron estos privilegios a la pesca con mosca.

Ipat: ¿Qué objetivos persigue hoy la asociación?
CV: Los ideales de conservación y educación siguen siendo los mismos. Creemos como asociación que es fundamental que se conserven los ambientes de pesca, pero la educación y la enseñanza siguen siendo también objetivos claves.

Ipat: ¿Y lo que aquí se hace es tenido en cuenta a nivel nacional?
CV: Hoy la asociación es reconocida al momento de interactuar con las autoridades públicas sobre el manejo del recurso. Mantenemos diálogo constante con Parques Nacionales y con la Comisión de Consulta de Pesca Patagónica. Nos encargamos también del dictado de los cursos de iniciación, de atado y de lanzamiento, tanto para principiantes como para mosqueros que ya están en actividad. Editamos también un periódico, tenemos una página web y participamos en los eventos más importantes de difusión de la pesca con mosca a nivel nacional e internacional. Y por supuesto, representamos a los pescadores, sean o no socios, luchando por sus derechos.

Ipat: ¿Qué significa la pesca con mosca para vos?
CV : Es una forma de pescar. Pero como pescador creo que deben respetarse el resto de las modalidades. La pesca con mosca plantea un desafío grande para el pescador. Es más difícil y le exige mayor destreza. Engañar a un pez y pescarlo con mosca enorgullece no sólo a quien lo pesca, sino que también es una forma de homenajear al pez.

Ipat:¿Qué creés que le aporta la pesca con mosca al pescador?
CV: Lo hace más observador y más intuitivo. Le permite conocer más a los medios y a sus especies. Cuando el pescador comienza a pescar con mosca se forma como pescador. Hay un crecimiento, una evolución.

Ipat: ¿Qué opinás de la gran cantidad de pescadores que se están iniciando en la pesca con mosca? ¿Las truchas están en peligro?
CV: Hoy se puede afirmar que los pesqueros están cada vez más degradados. Hay que tomar conciencia de que si se quiere seguir pescando hay que aprender a cuidar el recurso. En el manejo de la pesca deportiva existen cuatro pilares fundamentales: educación, investigación, legislación y control. Actualmente, lo que mejor está funcionando es la legislación. Te puedo decir que la legislación es muy buena, pero si no existen los controles necesarios no sirve. Aunque tampoco todo pasa por controlar, se debe educar fundamentalmente al pescador.

Ipat: ¿Cuántas asociaciones existen actualmente en el país?
CV: Alrededor de veinte.

Ipat: ¿Qué le brindan al pescador?
CV: Le enseñan principalmente a pescar con mosca. Pero además funcionan como un lugar de encuentros, donde el pescador puede intercambiar anécdotas, inquietudes y conocimientos junto a un grupo humano que tiene los mismos intereses.

Descargar reglamento de pesca

Diego Flores

Diego Flores
El escritor de las truchas

"...las truchas no son sensibles al costo de sus equipos o su prepotencia, sino a su técnica e instinto. Una técnica que sólo se logra con sacrificio y un instinto que recién toma forma después de muchos años."

Leer entrevista


Mel Krieger

Mel Krieger
(1928-2008)

El 7 de octubre de 2008, Mel Krieger, a los 80 años de edad, dejó de pescar y se convirtió en uno de los mitos más grandes que tuvo la pesca con mosca. Sabemos que las despedidas son tristes, pero estamos seguros de que con cada inicio de temporada habrá en cualquier sitio de nuestra amada Patagonia y del mundo un recuerdo de su grandeza. Podrán pasar los años y Mel siempre seguirá pescando junto a nosotros…

"...Todos debemos contribuir a la sanidad y belleza de los ríos y lagos. Debemos mantenerlos limpios, tanto en lo que se refiere a la pureza del agua como a las riberas y costas. Debe existir un límite estricto a la cantidad de peces que se pueden matar. Debe considerarse la aplicación del concepto de pesca con devolución en muchas, si no todas, nuestras aguas. Es ideal tanto que la población de peces como la cuenca hídrica mantengan ese punto de equilibrio crítico que existe en todas las grandes zonas de pesca y que se aplique una filosofía que eleve la experiencia de pesca a un nivel superior al de ser un instinto del hombre por buscar su alimento.."

Leer entrevista

 
Inter Patagonia - Información sobre la pesca deportiva con mosca en la Patagonia en la Patagonia.
© 2002-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723