Patagonia, sábado 28 de marzo de 2015

El río Trancura, ideal para el hidrospeed

El Río Trancura inferior es una excelente propuesta para los amantes del hidrospeed. Nos sumergimos en sus cristalinas aguas y cruzamos sus intensos rápidos tan solo con nuestro cuerpo. Divertidísimo.

Queríamos realizar alguna excursión “alternativa”. Salir de lo tradicional muchas veces sirve para experimentar nuevas sensaciones. Pensando en ello, descubrimos que una agencia de turismo de Pucón ofrecía la imperdible oportunidad de descender a través de los rápidos del río Trancura en una especie de trineo acuático.
A este deporte de aventura de última generación se lo conoce como hidrospeed. Obviamente ni lo dudamos y, en menos de lo pensado, estábamos yendo con los instructores de la especialidad rumbo al río.

Los orígenes de esta curiosa técnica se remontan a mediados de 1980, en Francia. Su nacimiento tuvo lugar cuando un grupo de aventureros se animó a realizar peligrosos descensos por los canales de deshielo de los glaciares alpinos. Con el pasar de los años, el hidrospeed, experimentó una marcada evolución y hoy se ha trasladado a los ríos de aguas bravas.
Para nuestra suerte, el día estaba ideal para nadar en los caudalosos rápidos del Trancura inferior. Un cielo despejado, el perenne follaje de la selva valdiviana a ambos lados del cauce, un calorcito que parecía subir con el paso de las horas y una leve brisa del este nos prometían que el río estaría más bravo que lo habitual, cosa que nos pareció súper excitante.

  • Únicos responsables de la bajada

    Únicos responsables de la bajada

  • Maravillosa sensación de velocidad

    Maravillosa sensación de velocidad

  • ¡Espectacular!

    ¡Espectacular!

  • Dejar que el río haga el resto

    Dejar que el río haga el resto

  • La frescura del río

    La frescura del río

José (23) se llamaba nuestro joven guía. Criado a la vera del Trancura, nos contó que nadie conoce los rápidos clase II de este torrente como él. “Los tengo dibujados en la palma de la mano” –explicó, inspirando tranquilidad para cuando llegara el tiempo de atravesarlos.
“El hidrospeed en sí es una plancha aerodinámica diseñada para navegar en forma solitaria. Se lo apoya sobre el cuerpo, luego hay que zambullirse y dejar que el río haga el resto”
–continuó describiendo.

Para realizar la actividad fuimos provistos de un traje de neopreno especial –de cinco milímetros en las extremidades inferiores y diez en las superiores–, un chaleco salvavidas, un casco de seguridad y unas aletas de buceo que nos servirían para propulsarnos. Además nos acompañaría Miguel –otro monitor de la especialidad– cumpliendo la función de safety kayak.

Antes de sumergirnos en el Trancura, José brindó la charla de seguridad para que pudiéramos reaccionar con acierto ante las dificultades que pudiera presentar el agua. “Es importante que nos desplacemos en fila, y que copien mis movimientos” –enfatizó el guía.
Nos esperaba un total de cinco rápidos, entre los niveles II y III de dificultad. El flotador era nuestro escudo contra las rocas y, por ende, debíamos tomarlo firmemente.

La frescura del río

Comenzamos. Los primeros minutos fueron de adaptación. Rápidamente aprendimos a maniobrar el hidrospeed. Nos desplazamos de un lado a otro, ayudándonos con las aletas de buceo. Aprendimos la posición de “bloqueo” para poder montarnos sobre el “hidro” cada vez que tuviéramos rocas cerca. ¡Espectacular!

Sentirnos como únicos responsables de la bajada nos proporcionó considerables dosis de emoción, y fue también una forma de demostrar nuestra habilidad en el agua.
Era maravillosa la sensación de velocidad que percibíamos cada vez que tomábamos una corredera. Después de cada curva del cauce, se nos presentaba un paisaje distinto.
Lejos de ser individualistas, como mayormente sucede en esta clase de deportes posmodernos, nosotros nos alentábamos mutuamente para disfrutar al máximo de la aventura.

Los instructores velaban en todo momento por la seguridad del grupo. A medida que transcurrían los minutos, comenzamos a conectarnos más con el río, hasta el punto de sentirnos parte de él.
Adelante, José nos indicó nuestro primer rápido, el del puente. Fue el más corto de todos, pero una buena manera de sentir la “bienvenida” del río Trancura inferior.
Enseguida cruzamos el rápido del pescador. Es el más fuerte, con su grado III de dificultad. Tiene tres hoyos y olas. Al cruzarlo debíamos prestar mucha atención, ya que estaba presente la posibilidad de darnos vuelta.

Superado el rápido del pescador, el río se tornó más calmo. Unos minutos de flotada fueron suficientes para acomodarnos. La adrenalina vivida en los últimos instantes nos había agotado.

A toda velocidad

Luego dijeron presente los rápidos del trencito y, casi automáticamente después, el de las juntas. Al primero lo cruzamos en la posición de bloqueo. Un millar de rocas parecieron multiplicarse a nuestro alrededor y fue imprescindible cruzarlo montados sobre el trineo acuático. El segundo, un tanto más tranquilo, presentó cuatro olas de un metro de altura cada una, pero sin rocas, así que nos relajamos y pronto lo pudimos atravesar.
Tiempo de relajación. Luego de la marcada dosis de adrenalina, José nos invitó a descansar unos instantes en la orilla del Trancura.

Percibimos los sonidos de la selva valdiviana. Un pájaro martín pescador se posó en una roca que sobresalía del agua y con mirada curiosa parecía investigarnos. Una familia de patitos de los torrentes se desplazó desde la otra costa con sus particulares movimientos sincronizados. Alrededor, una tupida vegetación parecía abrazarnos entre helechos arborescentes y coihues jóvenes de mediana altura.

Luego del descanso emprendimos la marcha. Nos faltaba un rápido más: el de la leona. José y Miguel nos explicaron que el próximo sería más técnico. Debíamos cruzarlo de izquierda a derecha para no colisionar contra unas rocas, por lo que tendríamos que realizar un último esfuerzo.

Hacia él fuimos. La corredera era intensa, el agua nos envolvió de inmediato. “¡Fuerza!” –gritó el guía, y en un intento desesperado para no golpearnos, atravesamos ávidamente el último de los rápidos del Trancura inferior.
Después de esta última experiencia nos fuimos derecho hacia la costa. Allí nos aguardaba el transfer de la agencia. Al llegar nos convidaron con un riquísimo té caliente y unas deliciosas galletitas dulces, para que repusiéramos la glucosa y recuperáramos energía y el calor del cuerpo.

Agradecidos por todo el momento vivido, comenzamos a retirarnos de la zona del Trancura inferior. Antes de irnos lo observamos una vez más; interiormente queríamos conservar esa fresca imagen en nuestra retina. Por suerte lo conseguimos. Recomendamos realizar esta excursión.
Leer paseo completo... Marcelo Sola / Aventur Turismo Aventura

Conocé más lugares de interés en Pucón

Datos útiles

Nivel de dificultad: Medio.

Duración: 1 hora y media.

Horarios: A las 10, a las 14 y a las 18. ( Horario de Verano )

Sugerencias: Para realizar la actividad es preciso tener un buen estado físico, habilidad, reflejos e intuición. Asegurarse de que el traje de neopreno quede bien y cómodo, pues se corre el riesgo de contraer hipotermia. Si bien es una actividad que se realiza de forma individual, es conveniente practicarla en compañía de otras personas. Nunca se debe soltar el hidrospeed ya que representa el único punto de apoyo. Es conveniente realizar una comida adecuada algunas horas antes de iniciar la inmersión, con el fin de tener reservas de energía para conservar el calor. La edad conveniente para realizar hidrospeed oscila entre los 15 y los 50 años, con buen estado físico. Utilizar siempre todos los elementos de protección.

Contacto: Aventur Turismo Aventura
Palguín 383 (4920000) Pucón, IX Región, Chile
E-mail

Contacto: Sol y Nieve
Lincoyan 361-B (4920000) Pucón, IX Región, Chile Tel: +56 45-2444761 Cel: +56 88286571
E-mail

Te puede interesar

Pescar con mosca en el Trancura inferior
El río Trancura inferior es una excelente propuesta para los aficionados de la pesca con mosca. De aguas rápidas y cristalinas, presenta espaciados remansos donde se practica la actividad en total armonía con el entorno.

Ver el paseo

Ubicación

 


InterPatagonia - Información turística sobre Pucón, Patagonia, Chile: Paseos y excursiones
© 2002-2015 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723