Curanto en Olla
    Para definir este plato podemos compararlo con un puchero, pero con mariscos. La primera vez que lo probé fue en Angelmó, el mercado de Puerto Montt, en un pequeño puesto. Era preparado en ollas. Recuerdo que fue bastante cómico todo lo que sucedió dado que al pedir vino blanco me trajeron una tasa de té. En ese momento transcurría la dictadura del general Augusto Pinochet y, como el alcohol estaba prohibido, insistían en que tomara té frío. Como de la mesa de al lado me incitaron a que lo probara, accedí y descubrí que se trataba de un buen vino blanco helado.
La verdadera forma de prepararlo es haciendo un pozo en la tierra en el que se colocan piedras casi al rojo. Luego se ponen los mariscos, carnes y verduras y se van colocando otras piedras casi al rojo intercaladas con hojas verdes ( de nalca o de repollo) y luego se cubre con más piedras y se lo tapa con hojas. Después hay que armarse de paciencia y esperar. Así se lo vi hacer a Don Ampuero y también en Puerto Williams, pero la verdad es que lleva un buen trabajo. Los más exigentes dicen que el sabor es mejor con esta última forma de cocción, dado que no se emplea líquido alguno que termine lavando (o alterando) el sabor de los ingredientes.

Según la receta que me pasaron en el restaurante “ el Coral” de Punta Arenas, se necesita :
─         2 kg de almejas
─         2 kg de choritos
─         3 picorocos
─         1 ½ de camarones o gambas
─         2 kg de cholgas
─         2 kg de longaniza
─         2 kg de chuleta de chancho
─         1 ½ kg de pollo trozado
─         8 papas medianas
─         2 vasos de vino blanco
─         hojas de repollo
─         dientes de ajo a gusto

En la olla grande se caliente el vino con el ajo. Se ponen en capas los mariscos, los cuales previamente se han lavado prolijamente con un cepillo (para eliminar la arena de las valvas) Los más duros van en el fondo de la olla. Se agrega la carne, longanizas y las papas bien lavadas y con su hollejo. Se alterna con gambas y choritos (estos requieren muy poca cocción, se pueden agregar después) Una vez distribuido todo, se cubre con hojas de repollo y se tapa. Se cocina aproximadamente por 90 minutos.

Volver a Recetas Patagónicas

© 2002-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723