Inter Patagonia - Página principal Patagonia, viernes 24 de octubre de 2014  
Inter Patagonia - Paseos y excursiones
  Volver a San Martín de los Andes Español  English  
Estás en: InterPatagonia > Los Lagos > San Martín de los Andes > Paseos y excursiones > El desafío de ascender al volcán Lanín

El desafío de ascender al volcán Lanín

   
 Tiempo estimado de lectura: 6 min. Textos Fotos Marcelo Sola Textos Fotos Marcelo Sola
11:35 a.m.: Comenzamos a transitar la senda Espina de pescado, a los 1.200 m.s.n.m., ganando considerable altura. El sector por el que transitamos es una morena glaciaria. Nuestro paso es lento, constante y seguro. A nuestras espaldas, la perspectiva se agranda a cada minuto y con ella, el asombro y la contemplación se adueñan del tiempo. No nos olvidamos de hidratarnos.
San Martín de los Andes: Ascensión al Lanin
01:00 p.m.: Pasado el mediodía, decidimos almorzar. El guía tiene preparada una vianda liviana, de fácil digestión y de rápida asimilación de proteínas y calorías, ya que rápidamente debemos continuar la marcha. Siempre atentos, nuestro guía y su asistente nos preguntan cómo estamos, y si sentimos alguna molestia. El grupo se consolida y todos juntos nos dejamos fascinar por la vista que el Lanín nos tiene preparada. A lo lejos, las cristalinas aguas del lago Tromen nos demuestran la altura que fuimos ganando.

01:20 p.m.: Continuamos la ascensión. En este sector, el terreno presenta mayor pendiente, por lo que los tiempos de marcha son más cortos y las paradas más largas. De este modo, eliminamos la fatiga del cuerpo.
San Martín de los Andes: Ascensión al Lanin
01:40 p.m.: En función del refugio asignado por el guardaparque nuestro guía decide tomar la ruta Directa para aproximarnos a él. Advertimos las sendas conocidas como Camino de mulas y La canaleta. La senda por la que transitamos presenta un grado de dificultad medio, por lo que debemos prestar atención a cada movimiento que realizamos. Siempre constantes, continuamos subiendo.
San Martín de los Andes: Ascensión al Lanin
03:20 p.m.: Una nueva parada de ajuste. El cansancio en las extremidades inferiores es mayor y comienza a sentirse el peso de la mochila. Esto cambia nuestra forma de caminar, pues cambia nuestro centro de gravedad que, sumado a la pendiente, obliga a trabajar a grupos musculares que ocasionalmente utilizamos. Recordamos hidratarnos a cada instante y, entre parada y parada, ingerimos caramelos y barras energéticas para elevar los niveles de glucosa. La panorámica es indescriptible. Además del lago Tromen aparece a lo lejos una montaña conocida como el Colmillo del Diablo.
San Martín de los Andes: Ascensión al Lanin
04:00 p.m.: Divisamos nuestro refugio, el R.I.M. 26 (Refugio de Infantería de Montaña) ubicado a los 2.450 m.s.n.m. Las ganas de llegar a él se intensifican. Luego de unos minutos de descanso reanudamos la marcha.
04:30 p.m.: Ya en el refugio propiamente dicho, aprovechamos para cambiar nuestra ropa transpirada y aflojar o cambiar nuestro calzado. El guía nos explica que el lugar donde se encuentra el “baño” está ubicado a unos 50 m del R.I.M.
San Martín de los Andes: Ascensión al Lanin
Acondicionamos el lugar ocupando sólo los espacios necesarios. Es aconsejable tomarse un tiempo para elongar. Estirar bien los músculos que más se utilizaron durante la jornada es un buen ejercicio para no sentir dolores o molestias al día siguiente. Acomodamos las bolsas de dormir y seleccionamos el equipo de ascensión que utilizaríamos al día siguiente.
06:00 p.m.: Una vez acomodados, nuestro guía comienza a derretir nieve para preparar agua y poder cocinar. Voluntariosos, colaboramos con ese cometido, mientras otras personas se encargan de preparar una “picadita” que coronaría el momento. Luego de tomar algo caliente –sopa instantánea, té o café– descansamos unos instantes observando las tareas que realizan el asistente y el guía de montaña.
San Martín de los Andes: Ascensión al Lanin
07:00 p.m.: Comienza a atardecer. El anaranjado crepúsculo nos augura que el día siguiente presentará condiciones similares a las de hoy. Nos alegramos al observar la inolvidable panorámica que se congela a perpetuidad ante nuestra mirada. La sombra del volcán nos permite observar su imponente silueta, que desde lo alto parece ser más grande aún.
San Martín de los Andes: Ascensión al Lanin
08:30 p.m.: Luego de una pequeña charla que nos instruye sobre cómo utilizar el equipo técnico (grampones y piquetas), nos disponemos a cenar. La comida, como era de esperarse, es a base de carbohidratos: ravioles con salsa de hongos. Es importante una buena cena, porque energiza y “alimenta el espíritu de la aventura” –dice el guía.
09:15 p.m.: Dejamos las linternas a mano y nos acomodamos en las bolsas de dormir. Reina la calma. El silencio sólo es interrumpido por el viento que azota el techo del refugio de montaña. Todos nos dormimos, hasta el amanecer siguiente.
San Martín de los Andes: Ascensión al Lanin
Datos útiles
Contacto
Ascenso Lanín
(8370) San Martín de los Andes - Neuquén - Argentina
Tel: +54 2972 41-1584  Cel: 9 294-4637868  
e-mail
Ezio Mucelli
Villegas 313 (8370) San Martín de los Andes - Neuquén - Argentina
Tel: +54 2972 42-8506  Cel: 9 294 4308942  
e-mailwebsite
 
 
Inter Patagonia

Características
Nivel de dificultad
Media / Alta
Duración
2 Días
Tipo de tour
Montañismo
Datos útiles Datos útiles



Ubicación



El mirador



La simetría y la belleza del volcán Lanín llaman a los aficionados y a los expertos por igual.
Sus contradicciones juegan con los que quieren escalar las empinadas laderas de roca y nieve. Su aspecto benévolo incita a la ligereza en los menos experimentados, mientras que su desnivel de 2600 metros remarca prudencia en los montañistas.
Técnicamente fácil, el volcán puede ser mortal para los que lo subestimen. Muchas veces la naturaleza juega con doble cara, y esto hay que tenerlo presente en todo momento.
El volcán se ha elevado sobre la cordillera de los Andes durante miles de años y estará allí miles de años más. El montañista sabe que la cumbre siempre puede quedar para otro día, y que no hay que forzar lo que no se desarrolla naturalmente. Si esta expedición fracasa y no se llega a la cumbre, habrá otra oportunidad.
Pero siempre uno puede mejorar su chance de éxito. El buen entrenamiento, la información adecuada, y un equipo a la altura de esta empresa son indispensables. Los que no tienen experiencia previa o los que quieren que otro se ocupe de la logística de estar dos o tres días sobre la montaña deben contratar un guía habilitado.
Una experiencia inolvidable. Escalar el Lanín está dentro del alcance de todos, desde los de 10 a los de 70 años. A 3.776 m.s.n..m. el aire es más puro, el sol brilla con mayor intensidad, y la vista es increíble.
La correcta preparación es la clave, y la motivación es el vehículo que nos impulsara hasta la cumbre más alta de la Patagonia.
Un sueño hecho realidad.
            Eric Sweet
            A.A.G.M.


Volver a San Martín de los Andes Subir Anterior Siguiente  

InterPatagonia - Información turística sobre San Martín de los Andes, Patagonia, Argentina: Paseos y excursiones
© 2002-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723