El Valle de los Lobos en invierno

Es sin duda uno de los sitios más bellos de la ciudad de Ushuaia. Allí, un hombre llamado “el Gato” se encarga de criar cientos de perros y enseñarles cómo tirar de los trineos de nieve. Un paseo imperdible.

Quien ha leído a Jack London y ha entendido el verdadero mensaje de uno de sus mejores libros, La voz de la sangre, sabe que hablar de Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, es sin duda acercarnos a este tipo de relatos donde imperan el hombre y la naturaleza, y sobre todo el ingenio del primero para dominar a la madre natura.

Un gato entre perros

El Valle de los Lobos, a media hora de la ciudad de Ushuaia, sorprende a quien, ya sea por recomendación o por curiosidad, ha llegado hasta allí. Es que una cantidad indescriptible de perros huskies y alaskan malamutes criados para trineo, se hacen protagonistas de las miradas. Sólo un hombre los domina y obtiene el respeto de todos. Su nombre suena raro entre tantos perros: el Gato Curuchet.

  • Paseos en trineo por el bosque

    Paseos en trineo por el bosque

  • Preparando la excursión

    Preparando la excursión

  • Paseo tirado por perros

    Paseo tirado por perros

  • Restaurante para degustar especialidades fueguinas

    Restaurante para degustar especialidades fueguinas

  • A cuanto estamos de casa ??

    A cuanto estamos de casa ??

  • Huskies

    Huskies

  • Guiso de cordero

    Guiso de cordero

El Gato Curuchet nació en Tandil (provincia de Buenos Aires) y desde chico soñaba con conocer los hielos de Alaska. Comenzó un viaje de iniciación que marcó su vida para siempre; la meta era Alaska, la tierra indomable de Jack London y sus perros, pero el destino le jugó una buena pasada: decidió que nuestro amigo perdiese su barco y se quedara para siempre en Ushuaia, donde encontró un paisaje similar al soñado en el propio suelo argentino.

Llega el invierno

Y las ganas de subirse a un trineo tirado por perros y así recorrer lugares realmente increíbles se hacen cada vez más necesarias entre los visitantes que están conociendo la ciudad de Ushuaia.

El Gato tiene distintos paseos para hacer el sueño realidad. Además del paseo tirado por perros, se combinan caminatas con raqueta, paseos por el bosque que incluyen la posibilidad de llegar hasta las castoreras (famosas en todo Ushuaia) y visitas a construcciones ancestrales de los primeros habitantes de la región: los originarios yamanes.

Los más tradicionales

El Fogón Blanco, el Paseo Kilak y el tradicional Valle de los Lobos son algunos de los típicos tours que se realizan durante la temporada invernal y que permiten contactarnos con una naturaleza mágica que encierra códigos propios, experiencias y anécdotas que se hacen comunes cuando comenzamos a familiarizarnos con esta filosofía de vida.

Basta ver cómo el Gato se relaciona con sus perros para entender que por momentos no hacen falta palabras para que ellos se entiendan. Una mirada, un gesto, un chasquido y todos saben qué es lo que viene y qué debe hacer cada uno de los integrantes del trineo, algo que también comenzamos a aprender quienes estamos debutando en esta actividad.

Descanso obligado

Mientras recorremos el Valle Carbajal, un lugar realmente hermoso, los trineos avanzan marcando con sus huellas una nieve que parece haber caído hace solo cuestión de minutos y el Gato realiza una parada que todos los presentes (en este caso, el grupo no superaba los ocho) estábamos esperando.

Perros y hombres necesitábamos descansar, por lo que nuestro amigo comenzó a juntar leña y armó una fogata que sirvió para tirar unos tiernos trozos de carne y dejarlos asarse.

Mientras comíamos, las experiencias de vida, los viajes, las anécdotas y, por sobre todo, el amor por estas tierras ganaron rápidamente la conversación. La armonía que se logra entre la mirada azul de los perros, la nieve y el hielo dan cuenta de que estamos viviendo algo único, como si se tratase de un cuento. Sensaciones mágicas si las hay.
Leer paseo completo... Pablo Etchevers / Jorge González

Conocé más lugares de interés en Ushuaia

Datos útiles

Sugerencias: El Gato Curuchet es, sin duda, uno de los personajes más emblemáticos de la ciudad de Ushuaia. Lo conocí hace aproximadamente 10 años, cuando llegamos a Ushuaia con la vieja y famosa revista de tiempo libre Aire y sol y nos quedamos sorprendidos al verlo entre tantos perros. Un tipo simple que encontró su lugar en el mundo y sobre todo su misión en él, y que la quiere compartir y enseñar a todo aquel que se acerque a esta región. Un grande con todas las letras.

Contacto: Valle de Lobos
Ruta 3 Km 3021 (9410) Ushuaia, Tierra del Fuego, Argentina
E-mail

Video

Ver el video