Patagonia, viernes 28 de noviembre de 2014
Estás en: InterPatagonia > Central > Los Antiguos > Historia y leyendas

Los Antiguos

Historia y leyendas

Historia

Cuando arribes a Los Antiguos, te encontrarás en un valle cubierto con chacras de cerezos, frutillas y otros árboles frutales. Estos se empezaron a plantar hace unos 25 años buscando dar nuevo empuje al lugar que había caído en el letargo desde que en 1955 se cerrara la frontera al cruce de minerales chilenos que se embarcaban en Puerto Deseado, sobre el Atlántico.
En la historia de esta región se registra el Decreto del Poder Ejecutivo Nacional del 11 de Julio de 1921 mediante el cual, fueron creadas colonias y pueblos en distintos territorios nacionales. Entre otras, al Noroeste de la Provincia de Santa Cruz se creó la colonia Leandro N. Alem, dentro de la cual, en 1938 se mensuran las tierras del pueblo y las chacras, así se crea la Colonia Mixta de Los Antiguos, de 8300 hectáreas. Su nombre deriva del vocabulario tehuelche "I-Keu-khon" que significa "lugar de los ancianos", ya que era un espacio sagrado para los ancianos tehuelches.
Retrocediendo en su historia podemos contarte que el primer blanco que se instaló fue Anselmo Melo en 1906, y poco después Tristán Martinez. quienes tenian mucho contacto y proximidad con Chile Chico pequeña localidad Chilena muy proxima a Los Antiguos.
Al realizarse la mensura antedicha en 1938 comienza el tráfico de minerales como plomo, zinc y cobre, originarios de las explotaciones chilenas que rodeaban el Lago General Carrera y que cruzaban por la zona en busca de la costa atlántica , específicamente a Puerto Deseado, en donde se embarcaban rumbo a Santiago de Chile, ya que las comunicaciones por el mismo pais de Chile eran hasta ese momento imposibles. Esto se mantiene hasta 1955 en que se corta el transito y la zona evolucionó hacia el cultivo de frutales especialmente cerezos, complementando con frutillas , frambuesas y hortalizas.
En todos los Enero se celebra la Fiestra Provincial de la Cereza .

Leyendas

Leyenda mitológica “Los espíritus malos” del libro Joiuen Tsoneka de Mario Echeverría Baleta

Maip es el espíritu del frío que hiela con su aliento, fue el causante de la muerte de mucha avecillas amigas de Elal.
Kelenken es el hermano mellizo del anterior, tenía forma de ave de rapiña gigantesca de color negro, parecido al chimango y con rostro humano.
Disfrutaba del dolor de los demás seres, apareciendo durante los partos difíciles para beber las lágrimas de las madres y embrujar a los recién nacidos.
En los casos de fiebre y delirio, se presentaba agitando las alas y riendo.
Axshem, el tercer espíritu del mal, vivía en el fondo de un manantial sulfuroso del que salía produciendo burbujas. Generalmente era el que traía los dolores, hacía rodar a los caballos durante las boleadas, les introducía espinas infectadas tanto a hombres como a bestias y penetrando en el cuerpo provocaba cansancio y agotamiento.
No había que acercarse mucho a su morada para evitar males y enfermedades, pero llegado el caso de oír restallar las burbujas en la superficie del agua, había que arrojar piedras, boleadoras o flechas hasta acallarlo.
Nota: El manantial aludido es el conocido actualmente como “Oschen aike” ubicado al sur del Aº Córpen y Río Chico en el Departmento Córpen Aike.

Tsonekas: nombre verdadero de los llamados: Tehuelches, Aónikenk o Chonkes
Joiuen: leyenda
Maip: espíritu dañino , representaba al frío.
Kélenken: espíritu malo
Axshem: espíritu maligno que vivía en una fuente sulfurosa
Elal: nombre propio del héroe de los Tsonekas

 
InterPatagonia - Información turística sobre Los Antiguos, Patagonia, Argentina: Historia y leyendas
© 2002-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723  
Síguenos en facebook Síguenos en Twitter Videos de InterPatagonia en YouTube Síguenos en Google+