Inter Patagonia - Página principal Patagonia, sábado 25 de octubre de 2014  
Inter Patagonia - Paseos y excursiones
  Volver a Temuco Español  English  
Estás en: InterPatagonia > Los Lagos > Temuco > Paseos y excursiones > A todo vapor

A todo vapor

   
 Tiempo estimado de lectura: 2 min. Textos Karina Jozami   Fotos Jorge González
Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda

El nuevo Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda rescata una antigua estación de trenes y una casa de máquinas para convertirlos en un importante espacio de arte y cultura.

El Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda fue inaugurado el 24 de febrero de 2004, año en el que se conmemoró el centenario del nacimiento del poeta. Sus trenes rescatan el testimonio más vívido de los inicios de Temuco y del desarrollo de la región. Declarada monumento histórico nacional en 1989, esta vieja estación ferroviaria fue por décadas el centro operativo de la tracción a vapor en el sur de Chile.

El predio perteneció a la empresa Ferrocarriles del Estado de Chile hasta el año 2001, en que fue entregado al municipio local. El complejo está compuesto por cuatro edificios: la Carbonera, donde se almacenaban hasta 3.000 toneladas de carbón de piedra; la Maestranza, destinada a la reparación de las máquinas; la Administración, que en la actualidad funciona como galería de arte; y la Casa de Máquinas.
Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda
Donde se guarda el tesoro
    
La Casa de Máquinas, hoy Museo de Sitio, luce una increíble colección de joyas ferroviarias que han sido restauradas manteniendo sus características originales.

Doce viejas locomotoras a vapor tipo 54, 57, 70 y 80, nueve vagones, dos buscarriles y una máquina a electrodiesel que antes guardaban silencio y juntaban polvo hoy forman parte del patrimonio del museo.
Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda
Una de sus más preciadas reliquias es la locomotora denominada ES Nº1 (Especial Servicio). Construido en 1923 en Alemania por la fábrica Linke Hofmann Lauchhammer, el coche fue en principio utilizado por el director general de ferrocarriles pero en 1954, con motivo de la visita del entonces presidente de Argentina, Juan Domingo Perón, pasó a funcionar como vagón oficial.
Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda
Además de Perón, en él viajaron los presidentes chilenos Jorge Alessandri Rodríguez, Eduardo Frei Montalva, Salvador Allende Gossens y Patricio Aylwin Azócar. También llevó a la poetisa Gabriela Mistral a Valparaíso para asistir a un homenaje oficial en la década del 50, antes de su muerte en los EEUU.

En la actualidad, todos los visitantes del museo tienen la posibilidad de recorrer su interior, exquisitamente decorado y revestido en raíces de nogal, con dos dormitorios en suite, un living-comedor de estilo normando y tapizado en cuero color negro.
Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda
Pero además de mostrar este coche cargado de historia chilena, el Museo Ferroviario pretende dar vida y movimiento nuevamente a estos trenes. En poco tiempo se pondrá en marcha del tren turístico de la Araucanía para revivir el romanticismo de los viajes a vapor.

    
Pablo y los trenes
    
La infancia de Neftalí Reyes Basoalto, más conocido por el nombre Pablo Neruda que adoptara a partir de 1946, pasó en la Maestranza, entre los trenes que su padre conducía de Temuco a Santiago.
Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda
Pablo creció jugando en las locomotoras y los rieles, por eso en algunas de sus obras póstumas, como Confieso que he vivido, refleja esta parte de su vida ligada a los ferrocarriles y a la ciudad que lo vió nacer como hombre de letras.
Datos útiles
Cómo llegar
dirigirse al noroeste del centro urbano, en el sector conocido como Pueblo Nuevo.
 
Horarios
de 9 a 18 horas.
 
Contacto
Museo Nac. Ferroviario Pablo Neruda
Av. Barros Arana 565 (4780000) Temuco - IX Región - Chile
Tel: +56 45 45-227613  Fax: +56 45 45-227649  
e-mail
 
 
Inter Patagonia

Características
Nivel de dificultad
baja.
Tipo de tour
museo
Datos útiles Datos útiles



Ubicación



El detalle

    
Maestranzas de noche
    
Hierro negro que duerme, fierro negro que gime
por cada poro un grito de desconsolación.
Las cenizas ardidas sobre la tierra triste,
los caldos en que el bronce derritió su dolor.
Aves de qué lejano país desventurado
graznaron en la noche dolorosa y sin fin?
Y el grito se me crispa como un nervio enroscado
o como la cuerda rota de un violín.
Cada máquina tiene una pupila abierta
para mirarme a mí.
En las paredes cuelgan las interrogaciones,
florece en las bigornias el alma de los bronces
y hay un temblor de pasos en los cuartos desiertos.
Y entre la noche negra —desesperadas—- corren
y sollozan las almas de los obreros muertos.

Pablo Neruda


Volver a Temuco Subir  

InterPatagonia - Información turística sobre Temuco, Patagonia, Chile: Paseos y excursiones
© 2002-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723