Patagonia, miércoles 17 de septiembre de 2014
Estás en: InterPatagonia > Las Playas > Viedma / Carmen de Patagones > Historia y leyendas

Viedma / Carmen de Patagones

Historia y leyendas

Historia

Tanto la Capital de la Provincia de Río Negro, Viedma, como la ciudad de Carmen de Patagones en la Prov. de Buenos Aires, muy próxima a Viedma, tienen origen común que dió comienzo el 22 de abril de 1779 con la fundación del fuerte y población Nuestra Señora del Carmen, por Don Francisco de Viedma y Narvaez.
En febrero de 1779 había sido enviado a explorar aquel río, el piloto Basilio Villarino, en el bergantín Nuestra Señora del Carmen y es el primer hombre que cruza la barra del río Negro.
Hasta el 22 de abril de 1779 estuvo don Francisco de Viedma recorriendo el río Negro aguas arriba, en busca del terreno más adecuado para el asiento del fuerte. Lo encontró a una distancia de seis o siete leguas de la desembocadura y a unos cien metros del río por la parte sur, es decir, en el lugar donde actualmente se levanta el edificio del Centro Municipal de Cultura de Viedma.
Los grupos colonizadores comienzan a llegar el 2 de octubre 1779, procedentes de León, Galicia, Asturias y La Maragatería, de allí que a los nacidos en Patagones se los llama maragatos. Estas familias iniciaron una vida dura, y penosa, especialmente por la enorme distancia que los separa de todos los centros poblados.
La agricultura, la ganadería, la sal, la grasa, el pescado, la harina, la carne salada, los lobos marinos, el cuero, los jamones, fueron sus fuentes de recursos.
Los primeros años del fuerte, fueron de mucho sacrificio y si bien en un primer momento las autoridades se mostraron interesadas en fomentar el desarrollo del mismo, pronto todo se transformó en promesas incumplidas y el aislamiento y la marginación marcaron un período de penurias y sufrimientos para los primeros colonos que pese a todo no claudicaron y con decidido espíritu continuaron su obra.
En 1783 el mismo Virrey recomendó el levantamiento de los asentamientos patagónicos por considerarlos onerosos para la Corona, el Fuerte fue reducido a la categoría de puesto militar y el apoyo fue prácticamente suspendido.
En 1791 el nuevo virrey Marques de Loreto reconsidera la situación y da nuevo empuje al Fuerte, no obstante las dificultades en las comunicaciones y el estado de aislamiento en que vivían, conspiró en su contra y la situación fue agravándose al punto que sus modestas viviendas fueron destruyéndose y llevaron a sus habitantes a vivir en cuevas cavadas en las barrancas, lo cual significó que les pusieran el apodo conocido.
Por todo esto los colonos del siglo XVIII en el Fuerte del Carmen, siguieron utilizando estas cuevas hasta fines del siglo XIX por las familias de bajos recursos.
Carmen de Patagones es como verás, más antigua que Viedma, habiendo sido puerto corsario y escenario de batallas, en los comienzos, la actual capital de Rio Negro fue sucesivamente denominada Barrio Sud y Mercedes de Patagones, hasta que el Cnel Alvaro Torres gobernador entonces del territorio Patagónico, le impuso el nombre de su fundador.
Nacidas de la misma cuna, a la orilla del majestuoso río Negro, el 13 de junio de 1779, el Fortín debe transladarse a causa de una fuerte sudestada e inundación que duró apenas media hora, y con la misma rapidez que entró la marea volvió a bajar el río, dejando gran desolación y obligando a mudar la localización a la margen izquierda del Río.
El 19 de junio comenzó la operación de trasladar todo a la banda norte.
En 1826 el país enfrentaba una guerra con Brasil y sobrellevaba un bloqueo al puerto de Buenos Aires por lo que el puerto de Patagones se convirtió en la base de operaciones de las naves corsarias que trabajaban para el gobierno Argentino. Esta situación dió a Patagones un notable impulso por cuanto, la actividad económica basada en la agricultura y la ganadería, el comercio con Buenos Aires y el exterior, aumentaron y pronto mejoraron las condiciones, con un aumento en la demanda de mano de obra lo que daba a la zona una gran movilidad y una perspectiva de un futuro promisorio.
El investigador y naturalista francés Alcides D’Orbigny recorrió la zona de Patagones en 1829 y a modo de reseña en sus escritos de viaje nos cuenta:
“... Llegué‚ finalmente, frente al establecimiento, situado al norte, sobre la barranca y sus laderas, presenta un conjunto irregular de casitas diseminada, colocadas a distintas alturas en la pendiente, en medio de arenas, dominadas por un fuerte en ruinas, que podría servir a lo sumo de defensa contra los indios. En la barranca se veían agujeros practicados por excavaciones que fueron moradas de los primeros colonos Españoles de esas comarcas, así como otras que vi en el camino. Al sur del río, vi algunas miserables casas cubiertas de rastrojos; y lo que me agradó mucho fue ver, en medio de la campaña, grupos de tiendas o toldos de diversas tribus de indios amigos, casi todos de naciones patagones o tehuelches, o puelches...”
Desde fines de junio de 1899, los habitantes de Viedma bajo las órdenes del ingeniero Schieroni, construyen un terraplén de defensa en la gran lomada de "El Molino", que limitaba las partes bajas del "juncal". Pero ya en los primeros días de julio, vieron la dificultad de contener la inmensa masa de agua de la laguna del juncal, que aumentaba de volumen a cada instante, lo que no obstaba para que a pesar de todo, se confiara aún en un próximo descenso, mas las noticias que se recibían de la región cordillerana continuaban siendo alarmantes, confirmándose el temido peligro de ascenso de las aguas del río, frente a Viedma y Patagones.
El 16 de julio la entonces calle San Juan (hoy calle Sarmiento), estaba ya cubierta por las aguas, el 19 de julio cede el terraplén del "El Molino" y las aguas se volcaron sobre Viedma en aluvión formidable, siendo contenidas por un el segundo terraplén que se había construido en sus inmediaciones. En la mañana del 20 de julio fue destruido ese segundo terraplén, las aguas inundaron la plaza de la Gobernación, y en menos de una hora quedaron cubiertos los edificios públicos hasta una altura de un metro.
En 1878 logra Viedma una situación de privilegio, cuando el Gobierno Nacional crea la Gobernación de la Patagonia designando Capital a la Ciudad de Mercedes de Patagones que en 1879 y por decreto de su gobernador Don Alvaro Barros, cambia su nombre por el de VIEDMA en homenaje a su fundador.
En Octubre de 1884 se promulga la ley de creación de Territorios Nacionales dividiendo la Gobernación de la Patagonia en los Territorios Nacionales de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.
En 1914 se inaugura el muelle sobre el río Negro.
En los años 30, se inauguró el puente ferrocarretero, habiendo oficiado de atracadero de embarcaciones y balsas que transportaban de Patagones a Viedma las mercancías que llegaban en los barcos al puerto Maragato.
El 22 de noviembre de 1922 llegó a Carmen de Patagones el primer tren remolcado por la locomotora " La Maragata", hoy convertida en monumento histórico.
El Territorio de Río Negro es declarada provincia en 1955.

 
InterPatagonia - Información turística sobre Viedma / Carmen de Patagones, Patagonia, Argentina: Historia y leyendas
© 2002-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723