Por los pagos de Guenguel

Una visita por la estancia Don José Guenguel para conocer su emprendimiento de cría de guanacos y disfrutar de una apacible tarde de campo.

Una visita por la estancia Don José Guenguel para conocer su emprendimiento de cría de guanacos y disfrutar de una apacible tarde de campo.

Pasando la tranquera que da inicio a una frondoso camino de álamos, nos esperaba nuestra anfitriona Norma Mazquiarán. Más relajada después de una temporada concurrida, se sentó con nosotros en el comedor a disfrutar de una apacible tarde de sol.


En el año 2004, abrió las puertas de la casona familiar para recibir a los huéspedes que buscan la paz del campo. Pero su visión del turismo rural empezó hace unos años cuando decidió estudiar y formarse en esta actividad.


En la actualidad, a cargo del creciente emprendiento, Norma dejó para sus hermanos Juan José y Nelson la producción lanar, tradición de la familia que recibió varios premios nacionales.


Luego del té, caminamos por las cercanías del casco recostado al pie de una lomada, subimos por un sendero hasta alcanzar el mirador y nos quedamos un rato comtemplando el vasto campo de 24.700 hectáreas.


Panza blanca


Los tehuelches veían semejanzas entre la blanca panza del guanaco, que llamaban “guenguel”, y las bardas que circundaban el valle. Allí un grupo de arqueólogos descubrió un enterratorio y un alero con arte rupestre, perteneciente a la Patagonia tardía, período que tuvo lugar hace 1000 años.


Norma nos contaba cómo la historia de la estancia se liga también al crecimiento del pueblo. Allí, funcionó la primera escuela de Río Mayo muy cerca del galpón, que data de 1926 y conserva los pupitres de madera originales.


Cuando nos dirigíamos a los corrales, lo vimos pasar a don Millafilo con un fardo de alfalfa. Los chulengos (cría del guanaco) ya lo conocen y se acercan rápidamente, por lo que aprovechamos para alimentarlos y sacarles varias fotos. Acostumbrados a los visitantes que participan en las tareas rurales, incluso en la esquila, los guanacos de la estancia son más que privilegiados.

El proyecto Guenguel, que llevan adelante desde 1998 los Mazquiaran, se basa en la fabricación de fibras finas, lanas de merino australiano y guanaco entre otras variantes, y en la confección de prendas tejidas. La colección Guenguel se puede adquirir en la estancia, en exclusivas vidrieras de El Calafate y también en algunos escaparates porteños.

La Estancia Don José cuenta con la posibilidad de alojarnos en la casa principal o bien en las cabañas ideadas para los huéspedes, con todas las comodidades y servicios para garantizar una estadía perfecta.

Autor Pablo Etchevers

Contacto de la excursión o paseo


Don José

a 3 Km. de Río Mayo (9030) Río Mayo, Chubut, Argentina

Cel: +54 297-6249155

Tipo de tourTipo de tour: Contemplativo

HorariosHorarios: .

Cómo llegarCómo llegar: por un camino vecinal situado al oeste del centro de Río Mayo, se recorren 2,5km hasta la entrada de la estancia Don José.

Sugerencias La estancia recibe a huéspedes desde el mes de octubre hasta Semana Santa. Consultar por el resto del año.

Excursiones y paseos en Río Mayo

Organiza tu viaje con: welcomeargentina.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com