Cuando manda el corazón: El Mercado, un paseo encantado

Con la idea de recuperar la mística que siempre tuvo Villa La Angostura, este proyecto logró proponernos también un viaje al pasado para imaginar cómo era todo antes, cuando los pioneros de la Patagonia comenzaban a instalarse.

Recuperar la mística de la Villa

La idea la tuvo Patricio James durante décadas, guardada quizás en lo más profundo de su corazón, hasta que llegó el momento para sacarla a la luz y hacerla realidad.

Villa La Angostura siempre tuvo una mística que marcó a muchas generaciones. En tiempos en que no existían ni Facebook ni Twitter, la Villa tuvo miles y miles de seguidores, testigos de su crecimiento, de sus tesoros paisajísticos y de la rica historia cultural de los pioneros que le fueron dando vida.

Comenzaron a hacerse conocidos algunos de sus lugares más destacados, como la boca del río Correntoso y su hotel mirador, el cerro Bayo, el lago Nahuel Huapi y el lago Correntoso, junto a puntos emblemáticos como Bahía Manzano o la península de Quetrihué y su famoso Bosque de Arrayanes o la singular Fiesta Anual de los Jardines y la tradicional Feria de Artesanos.

  • Un espacio de encuentro

    Un espacio de encuentro

  • Locales comerciales, locales de gastronomía...

    Locales comerciales, locales de gastronomía...

  • Una exclusiva pista de patinaje

    Una exclusiva pista de patinaje

  • Casa de picadas

    Casa de picadas

  • Acogedores departamentos de alquiler temporario

    Acogedores departamentos de alquiler temporario

  • Bungee saltarín

    Bungee saltarín

  • Para disfrutar de Villa La Angostura

    Para disfrutar de Villa La Angostura

La ciudad, esa pequeña urbanización cuyo ícono fue siempre la Av. Arrayanes y la estación de servicio del ACA, vigía de la entrada y salida, fue, como le sucede a todas las ciudades del mundo, sufriendo cambios generacionales (nacen unos, nos dejan otros), adaptándose al progreso (habría que discutir qué es), a lo “nuevo” y modificando también las costumbres propias de sus pobladores, de sus turistas habitúes.

Dicen quienes conocieron los primeros años de la Villa que existían uno, dos, tres lugares de encuentro entre sus primeros pobladores (almacén de ramos generales, primera plaza, bares tipo pulperías), y que con el correr de los años estos se fueron perdiendo, desapareciendo.

Un nuevo lugar de encuentro, como antes

Hoy, el Mercado intenta recuperar esos tiempos. Respetando el clásico estilo arquitectónico de la ciudad de madera y piedra, su presencia ofrece un ambiente inconfundible.

Lo viejo y lo contemporáneo se unen en su construcción. Llaman la atención los detalles, ventanas, puertas y vidrios que muchos vimos en nuestra infancia y que hasta el día de hoy pensamos no existían más.

Cuando le preguntamos a su creador qué significaba el Mercado, qué era, Patricio no dudó en contestar: “El Mercado es un acto de amor, amor por Villa La Angostura. Nuestro sentimiento fue mejorar la calidad de Angostura. La Villa no tenía un lugar de encuentro y la vida social tanto de los vecinos como de los turistas era escasa, mínima. Hoy, a partir del Mercado y de sus propuestas, la actividad social del turista cambió, hay un nuevo espacio para relacionarse”. Basta con pasar algunas horas caminando por los distintos circuitos que nos propone el Mercado para darnos cuenta de que lo que dice es cierto.

A primera vista, el lugar parece una vuelta al origen de la Patagonia de los pioneros.

El Mercado, Paseo Encantado se ubica sobre la Av. Arrayanes 450 y ocupa una superficie de 14 hectáreas, divididas en cuatro manzanas, de las que cada una cumple un objetivo.

El centro comercial y sus locales gastronómicos y comerciales proponen recreación y distracción todo el tiempo, ya sea en sus restaurantes, pubs, comercios o hasta en la monumental pista de patinaje sobre hielo, que además de ser la única en la Villa, logró convertirse en el lugar de encuentro de las generaciones más jóvenes.

Ni hablar de los departamentos… Únicos

“Lo que hicimos fue volver al origen, a la antigua Patagonia de los pioneros. Construimos todo el Mercado con maderas recicladas de conventillos de la provincia de Buenos Aires, de demoliciones, trajimos todo, marcos, ventanas, puertas, maderas para las paredes, pisos, absolutamente todo, y armamos una carpintería con artesanos locales y fue gracias a este talento que el lugar comenzó a nacer, a tomar vida”, sigue rememorando Patricio, con un orgullo que emociona escuchar.

Lo mismo sucede cuando nos habla de los departamentos que con la misma lógica se construyeron para ser alquilados temporalmente por quienes visitan la Villa.

Manuela, su hija, nos explica que Los Departamentos del Mercado (catorce por ahora) siguen la misma línea de construcción que el resto del complejo, están construidos también con materiales reciclados siguiendo una onda “vintage antiguo”, lo cual los hace completamente distintos al resto del alojamiento de la zona.

Si las fotografías hablan por sí solas, podemos agregar el aroma a madera antigua, a pinoteas, a barnices y a otros taninos que enaltecen el olfato de quien abre la puerta y entra. Uno no quiere que las vacaciones terminen nunca.

Aberturas únicas, detalles impensados hechos con amor, primero, y con técnica, después, todo para recuperar lo mejor del pasado y volverlo presente y naturalizarlo entre las generaciones más nuevas.

Donde cada uno encuentra lo que quiere

Volviendo al Mercado, el lugar merece recorrerse tanto de día como a la tarde-noche por las distintas atracciones que guarda para el visitante.

Un pub de época llamado St. James Pub es el lugar de encuentro cada noche para disfrutar música en vivo; un bodegón, llamado El Metejón, es por su carta descontracturada el sitio ideal para quienes quieren comer relajados charlando con amigos. Lo mismo sucede en El Cruce, una hamburguesería fantástica donde lomitos, hamburguesas y papas fritas hacen lo suyo y atraen a toda la familia, sobre todo a los más chicos.

La llegada de la tarde invita a tomar el té en Las Delicias del Mercado, una casa de té que recrea el ritual inglés de esta infusión, con dulces y tortas caseras increíbles que le aportan color y sobre todo sabor al final del día.

Para quienes están haciendo su casa propia o decorando la que ya tienen, el lugar ideal se llama La Mapuche, un espacio donde el buen gusto se ofrece a quien abre sus puertas.

Casas de indumentaria, un alquiler para esquiadores, un lugar para jugar al paint ball, un futuro museo y una galería de arte son algunos de los otros locales y espacios que también forman parte del complejo.

La Pista de Patinaje sobre hielo: la frutilla de la torta

Aldea de montaña si las hay, en la Villa el lugar de encuentro de las generaciones más jóvenes siempre fue alguna esquina de la avenida principal o un comercio de moda, y allí se reunían a charlar chicas y chicos, sin muchas otras opciones.

Hoy, como sucede en otras ciudades invernales argentinas, como Ushuaia, la Villa tiene su propio lugar para encontrarse y, encima, practicar un deporte o actividad física.

La Pista de Patinaje sobre hielo se transformó casi desde su inauguración en el punto de reunión de chicos y grandes, que se acercan a divertirse y a dar vueltas sobre el hielo, hablar con amigos, escuchar música o incluso con la esperanza de formar parte del futuro equipo de hockey sobre hielo de la Villa, que hoy es una realidad.

Al igual que todo El Mercado, la pista de patinaje se transformó en el evento del pueblo. Y tiene los fundamentos necesarios para constituirse en parte de los atractivos turísticos imperdibles para quien visita o vive en Villa La Angostura.

Hay veces en que los sueños se hacen realidad, y ante la pregunta del principio, de cómo un hombre le declara su amor incondicional a una ciudad, el Mercado es la mejor respuesta.

¡Felicitaciones, Patricio!
Leer paseo completo... Pablo Etchevers / Gentileza El Mercado

Conocé más lugares de interés en Villa La Angostura

Ubicación

Datos útiles

Contacto: El Mercado Recreación
Av. Arrayanes 450 (8407) Villa La Angostura, Neuquén, Argentina Cel: +54 294-4537651
E-mail

Contacto: The Forest - Paintball
Av. Arrayanes 450 (8407) Villa La Angostura, Neuquén, Argentina Tel: +54 294-4390407
E-mail

Contacto: Mercado Inmobiliaria y Departamentos
Av. Arrayanes 450 (8407) Villa La Angostura, Neuquén, Argentina Cel: +54 294-4388631
E-mail

Contacto: La Mapuche Decoración
Av. Arrayanes 450 (8407) Villa La Angostura, Neuquén, Argentina Cel: +54 294-4537651
E-mail

Contacto: Las Delicias Casa de Té
Av. Arrayanes 450 (8407) Villa La Angostura, Neuquén, Argentina Tel: +54 294-4390403
E-mail

Contacto: El Cruce Hamburguesería
Av. Arrayanes 450 (8407) Villa La Angostura, Neuquén, Argentina Tel: +54 294-4390648
E-mail

Contacto: Bruce Grill Station
Av. Arrayanes 450 (8407) Villa La Angostura, Neuquén, Argentina Tel: +54 294-4390419
E-mail

Contacto: St. James Pub
Av. Arrayanes 450 (8407) Villa La Angostura, Neuquén, Argentina Tel: +54 294-4390417
E-mail

Contacto: Vermouth Casa de Picadas
Av. Arrayanes 450 (8407) Villa La Angostura, Neuquén, Argentina Tel: +54 294-4390338
E-mail

Te puede interesar

Pesca en el Lago Espejo
Este paraíso sureño es mucho más que un lago. Bosques, montañas y la nieve siempre presente lo transforman en un lugar que ningún mosquero debe dejar de conocer.

Ver el paseo