Peumayen, sabores con acento termal

Los clientes llegan por su cocina distinta y disfrutan de la comodidad de su alojamiento en un ambiente saludable y de relajación.

La magia comienza tan pronto se traspasa el puente pequeño de madera sobre el río Liucura, luego de dejar atrás la ruta que desde Pucón lleva hasta Huife. En medio del bosque nativo del valle de Lefincul, las termas y lodge Peumayen ofrecen algo más que sus aguas benéficas; representa, además, un acercamiento a la gastronomía de contraste entre la alta escuela francesa y la sabia cocina chilena del sur.

Ingresamos al complejo, dejamos nuestro auto a la sombra y fuimos descubriendo cada una de sus instalaciones diseminadas con armonía dentro de un parque muy cuidado. El principal espacio termal está compuesto por una pileta techada de grandes dimensiones que, en invierno, es el lugar ideal para dejar el frío puertas afuera, disfrutar las aguas cálidas y energizantes y reposar un rato en las poltronas.

En nuestro caso, visitamos Peumayen en primavera y todo estaba florecido y renaciendo del tiempo invernal. Recurrimos a la zona de los pozones en la costa del río Liurua, donde la temperatura ronda los 32 a 39 grados centígrados. Las aguas sulfatadas y con presencia de calcio y sodio nos dieron una hermosa sensación de plenitud, que luego acopiamos en el cuerpo mientras descansábamos mirando cómo el río fluía.

  • Un parque muy cuidado

    Un parque muy cuidado

  • En medio del bosque nativo del valle

    En medio del bosque nativo del valle

  • Pozones en la costa del río Liurua

    Pozones en la costa del río Liurua

  • Una cocina distinta

    Una cocina distinta

  • Notas de la alta cocina francesa

    Notas de la alta cocina francesa

  • Bienestar y buen comer

    Bienestar y buen comer

  • Ambiente saludable y de relajación

    Ambiente saludable y de relajación

El almuerzo formó parte principal de nuestra visita. Sabíamos de antemano que encontraríamos una cocina distinta, atenta a sabores regionales con notas de la alta cocina francesa. El mismo chef Michel Moutrousteguy nos ofreció una charla muy interesante acerca de cómo aplicó sus conocimientos a una carta en la que se rememoran las recetas tradicionales mapuches.

Michel, a pesar de su juventud, tiene una vasta trayectoria gastronómica. Como dueño de su propio emprendimiento, apostó al desafío de darle un nivel superior a cada plato. “El cocinero debe ser dueño de su negocio si desea que los ingredientes de sus platos sean de alta calidad”, fueron sus palabras.

Cuenta con una huerta propia con productos frescos de estación y logra así una creación para cada comensal; con esa idea clara a cuestas, ha impuesto su estilo. Como elección de vida, es fiel a las recetas vasco francesas familiares y respeta la cultura de la gente de la zona, defendiendo ambas. La presencia del merken, la papa miñaqui, la quinoa y los piñones o la murta dicen del cruce de sabores de pueblos conocedores de la cocina.

Sentados a la mesa para el almuerzo, permitimos que Michel nos sorprendiera con su maestría. Mientras esperábamos, nos convidaron con jugo de limón al poleo y pan casero con manteca enriquecida con hierbas aromáticas. El primer plato constó de un arrollado de cerdo, relleno de ciervo y frutos rojos, junto a una compota de ruibarbo; resultó suave y fresco al paladar.

Como plato principal disfrutamos de una plateada: garrón y paleta de cordero con cocción lenta, acompañados de alcachofas, rábanos y espárragos y flores de rúcula, retirados de la planta solo minutos antes. El postre consistió de una selección de helados: menta negra, hinojo y frutilla, y también un crepe celestino de dulce de leche. Todo riquísimo, hecho en casa, de sabor armónico y con gran belleza de presentación.

A la paz que el agua termal nos había dejado en el cuerpo se sumaron la charla distendida con el chef, el clima amable del lugar y un almuerzo apreciado sin apuros, disfrutando cada bocado. El equilibrio que suele buscarse cuando el cuerpo pide bienestar y buen comer.

Autor Mónica Pons Fotografo Eduardo Epifanio

Contacto de la excursión o paseo


Peumayen Lodge & Termas Boutique

Cno Pucón-Huife Km.28 (4920000) Pucón, IX Región, Chile

Tel: +56 45-1970060

Cel: +56 9-40103595

Sugerencias Desde Pucón por el camino internacional hasta el desvío hacia el lago Caburgua y luego camino a las termas de Huife. La distancia es de 28 kilómetros.

Mapa de ubicación

Excursiones y paseos en Pucón

Hoteles y alojamientos en Pucón

Organiza tu viaje con: welcomeargentina.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com