Relajación en Termas de San Luis

En un ambiente agradable, con mucha vegetación nativa, se desarrolla un conjunto de piscinas y servicios adecuados para una jornada de reposo y bienestar físico y mental.

Las instalaciones de las Termas de San Luis permiten moverse de un sector a otro con facilidad mientras se vive el clima de relajación y vapores que surgen de las distintas piscinas a temperaturas variadas.

Abordamos primero la pileta al aire libre y luego la techada. Realizadas totalmente con piedra, incluido el fondo de forma irregular, accedimos a la primera de ellas por sus escalones hasta conseguir el lugar ideal para quedarnos sentados unos minutos. El cuerpo, en contacto con el agua con nivel medio de calor, recibió los primeros beneficios y no deseaba abandonar ese espacio. No obstante, las indicaciones del personal fueron claras en cuanto a que se hace necesario no permanecer más de la cuenta sumergidos y por lo tanto nos instalamos en los sillones de los alrededores.

Siempre en el jardín, ubicamos una pileta con hidromasaje que también utilizamos para sentir el placentero golpe de agua sobre alguna parte del cuello y espalda, que habitualmente se contractura.

  • Mucha vegetación nativa

    Mucha vegetación nativa

  • Clima de relajación

    Clima de relajación

  • Entorno perfecto

    Entorno perfecto

  • Sendero hacia las cabañas

    Sendero hacia las cabañas

  • Conjunto de piscinas y servicios adecuados

    Conjunto de piscinas y servicios adecuados

  • Los ojos de agua termal

    Los ojos de agua termal

  • Piscina termal techada

    Piscina termal techada

Un restaurante acogedor permite hacer un alto para comer algo y tomar algo fresco y descansar a la sombra para luego continuar con el circuito termal. En el sector techado, el ambiente era húmedo y muy cálido; los baños fueron más cortos aun y con descansos más prolongados. Los baños de tina y los masajes terapéuticos realizados por especialistas complementan los servicios.

Antes de dejar el complejo termal, tomamos un sendero que conducía a las cabañas y, a la vez, conocimos los ojos de agua por donde la tierra ofrece su manantial cálido con alto contenido de minerales beneficiosos.

Araucarias y especies nativas exuberantes dan un entorno perfecto para un día dedicado a uno mismo, para dejar atrás la rutina y sentirse reconfortado.

Autor Mónica Pons Fotografo Eduardo Epifanio

Mapa de ubicación

Organiza tu viaje con: welcomeargentina.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com