Ballenas en las cercanías de Punta Arenas

Como en un gran escenario marítimo, las ballenas ofrecen su ballet acuático y los pasajeros disfrutan de ese vaivén rítmico a muy corta distancia.

Desde la ciudad de Punta Arenas se accede al parque marino Francisco Coloane únicamente por vía marítima. Para conocer las ballenas jorobadas que habitan allí es imprescindible realizar ese trayecto acompañados por quienes conocen el lugar y sus atractivos.

Dispuestos a vivir una jornada intensa, partimos desde el muelle Prat, de madrugada, cuando aún era noche cerrada. Ya en la navegación nos preguntábamos cómo sería el encuentro con estos gigantes que nadan moviendo su cabeza y cola enormes mientras emiten sonidos característicos de la especie. También deseábamos comprobar que es posible acercarse a ellas sin peligro.

Mucho antes de arribar a destino, el amanecer nos envolvió con sus colores cambiantes hasta que el día se hizo luz y todo tomó forma. Pasamos por puntos históricos como el fuerte Bulnes y la Cruz de los Mares en el cabo Froward, de los que tuvimos información acabada en la voz de la guía de la embarcación.

  • Coletazos y zambullidas

    Coletazos y zambullidas

  • Parecían entretenerse ante todos

    Parecían entretenerse ante todos

  • Curiosos, movedizos y juguetones

    Curiosos, movedizos y juguetones

  • Ballenas jorobadas

    Ballenas jorobadas

  • Grupos de orcas

    Grupos de orcas

  • Parque marino Francisco Coloane

    Parque marino Francisco Coloane

  • Emergían con fuerza hasta mostrar casi todo su cuerpo

    Emergían con fuerza hasta mostrar casi todo su cuerpo

Una vez en el parque, aparecieron las ballenas jorobadas que tanto deseábamos conocer. Tímidamente primero y luego con fuertes coletazos y zambullidas, los cetáceos parecían entretenerse ante todos los que observábamos absortos. Algunos desaparecían por debajo de las aguas y emergían con fuerza hasta mostrar casi todo su cuerpo de varias toneladas de peso y caían pesadamente levantando olas y salpicando a su alrededor. Superamos la sensación de temor inicial, ya que notamos que eran curiosos, movedizos y juguetones y no tenían malas intenciones hacia nosotros.

Conocimos su espíritu andariego. Recorren miles de kilómetros desde los mares tropicales cercanos a la línea del Ecuador y nadan acompañados de su pareja e hijos hacia esta zona de aguas frías. El principal motivo es la cantidad y calidad del alimento rico en krill y plancton que encuentra en estas latitudes y la tranquilidad de no tener depredadores, ni el hombre ni otras especies marinas.

El parque Francisco Coloane es una reserva que también alberga a lobos y elefantes marinos y gran cantidad de aves como pingüinos magallánicos, skúas, cormoranes, petreles y albatros.

Sobre el mediodía, dejamos por un rato la contemplación del mar para tomar el almuerzo que nos ofreció la tripulación. Comentamos con nuestros ocasionales compañeros de viaje que, a pesar del frío y algo de viento típico de la zona, la cubierta del barco era un buen lugar para ver de cerca y fotografiar todo lo que estábamos viviendo.

Como despedida, las ballenas nos ofrecieron un concierto de sonidos de alta frecuencia que forma parte de sus propios juegos y comunicación. Cada resoplido era acompañado por vapor de agua que emergía de sus orificios nasales. Sus callosidades las identifican; son como su documento de identidad ya que no hay dos ejemplares con las mismas manchas.

Cuando la embarcación emprendió lentamente el regreso al puerto de origen, quedaron en nuestro recuerdo los círculos de espuma que dejaban en el agua con sus movimientos. Solas o junto a otras, las ballenas mostraron sus habilidades natatorias a pesar de sus cuerpos voluminosos.

Volvimos por los mismos canales marítimos de la mañana; iluminados por las luces de la tarde, pudimos observar los bosques nativos, los glaciares y los mil colores que cielo, agua y tierra saben conjugar a la perfección.

ITINERARIO:

03:30 am Presentación en oficina de Solo Expediciones, Jose Nogueira 1255 – Punta Arenas

05:30 am Zarpe, desde muelle Punta Arbol e inicio de la navegación por el legendario estrecho de Magallanes, observando la majestuosidad del amanecer por Tierra del Fuego, Fuerte Bulnes primer asentamiento de la región.

07:30 am-0830 am Paso por Cabo Froward, punto más austral del continente americano, en donde se destaca la cruz de los mares.

10:00 am-13:00 pm Navegación por el Parque Marino “Francisco Coloane” avistando ballenas jorobadas, pingüinos magallánicos, cormoranes, skuas, petreles, albatros, lobos marinos, elefantes marinos y en oportunidades grupos de orcas. También se contempla la visita a glaciares de la Tierra del Fuego, campo de hielos más austral de América.

17:00 pm-19:00 pm Regreso a Punta Arenas. Fin de Servicios.

Servicio Incluye:

Traslado al muelle de embarque ubicado a 50 Kms. al sur de Punta Arenas
Guía en Ingles
Desayuno y almuerzo
Whiskey o Pisco chileno con hielo milenario

Condiciones climáticas:
En caso de que las condiciones climáticas no nos permitan navegar tenemos la opcion de reprogramar para la siguiente fecha, por favor tener en cuenta este factor a la hora de reservar.

Encuentra aquí tu alojamiento en Punta Arenas

Leer paseo completo... Mónica Pons / Gentileza Solo Expediciones

Conocé más lugares de interés en Punta Arenas

Contacto

Solo Expediciones
José Nogueira 1255 (6200000) Punta Arenas, XII Región, Chile
Tel: +56 61-2710219 Cel: +56 77598712

E-mail Whatsapp


Datos útiles

Sugerencias: Se recomienda llevar indumentaria informal, abrigo impermeable, zapatos para trekking, gorro, guantes y loción protectora para los rayos solares.

Te puede interesar

La familia Braun
Protagonizaron la historia de los pioneros en la región. Hoy, sus suntosos palacios son dos de los lugares más representativos de la arquitectura y del pasado de la ciudad.

Ver el paseo