Gran Valle

Parte de las provincias argentinas de La Pampa, Neuquén y Río Negro conforman este corredor, que presenta variados paisajes: desde la aridez agreste de la estepa, con su vegetación xerófila y rala, hasta el verde pujante de los campos cultivados.

Situado en medio de la vasta meseta patagónica, el denominado Alto Valle emerge como un oasis productivo, surcado por los ríos Limay, Neuquén, Negro y Colorado. La acción emprendedora del hombre ha sabido aprovechar sus recursos naturales, convirtiéndolo en el primer productor de manzanas del país y permitiéndole obtener frutos de excelente calidad, muy codiciados en el mercado mundial. Esto, sumado a la producción de otros cultivos importantes, como peras, duraznos y hortalizas, favorece la instalación de distintos establecimientos dedicados a la elaboración y exportación de jugos, dulces, sidra y conservas, entre otros.

Existen numerosas chacras con cultivos regionales intensivos que el turista puede visitar, apreciando el deslumbrante espectáculo de colores que ofrecen las plantaciones a lo largo de las cuatro estaciones.

Es posible conocer la admirable historia de esta región a través de numerosos monumentos, museos y edificios históricos que reflejan el esfuerzo y el progreso de sus pobladores.

La zona, que posee una activa vida cultural y social, brinda además la posibilidad de disfrutar, en verano, de numerosos balnearios sobre sus ríos. Por otra parte, ofrece variadas alternativas de entretenimiento y deportes, entre los que se destacan la caza y la pesca.

Ciudades del corredor Gran Valle