Patagonia, lunes 31 de agosto de 2015

Playas del Lácar: Catritre y Quila Quina

Catritre y Quila Quina son dos de las playas más concurridas en el verano. Situadas a orillas del Lácar, ambas opciones permiten disfrutar del lago hasta el atardecer.

Basta con que los ciruelos empiecen a florecer y las retamas vistan la montaña de un amarillo vibrante para que pobladores y turistas pasen la tarde y hasta el día entero en Catritre o Quila Quina.

En estas playas del lago Lácar se puede disfrutar del sol en los largos días de verano, en que el sol recién empieza a ocultarse pasadas las 20 hs. También hay quienes eligen estos rincones naturales para animarse a nadar y refrescarse en el agua, ya que son las zonas más bajas y accesibles del lago para darse un baño.

Para llegar hay que tomar la ruta nacional 234 y empezar a salir de la ciudad en dirección suroeste. Después de recorrer 4 kilómetros, se llega al acceso de la playa Catritre. Hay que bajar por un zigzagueante camino de montaña que se abre paso entre un añoso bosque hasta alcanzar la orilla. Un sector de camping con asadores, mesas, bancos, baños y restaurante es parte de la infraestructura de Catritre, que invita a quedarse.

  • A orillas del Lácar

    A orillas del Lácar

  • El día entero en Catritre

    El día entero en Catritre

  • Quila Quina

    Quila Quina

  • Gran afluencia en verano

    Gran afluencia en verano

  • El muelle y la playa

    El muelle y la playa

  • Una playa familiar

    Una playa familiar

Además, al lado de esta área se encuentra el camping Lolen, que pertenece a la comunidad mapuche y también brinda zona de acampe.

Más adelante

La segunda opción es pasar el acceso a Catritre y seguir un kilómetro más por la 234 hasta tomar el acceso a Quila Quina. Hay que transitar 12 kilómetros más sobre un camino de montaña con tramos muy sinuosos, en ascenso los primeros 6 kilómetros y luego, una bajada por un típico faldeo. A estas dificultades se suma la gran afluencia en verano que tiene la villa de Quila Quina, por lo cual recomendamos mucha precaución al conducir. A partir del kilómetros 7, ya se empieza a divisar nuevamente el Lácar, que brilla por el reflejo del sol y que anticipa la belleza del paisaje.

Unos metros antes de la entrada a la villa, después de pasar el guardaganado, se puede estacionar y emprender una corta caminata para conocer la cascada del Arroyo Grande, un hermoso salto de agua entre gigantescas rocas al que se accede por una pasarela.

En la villa, yendo por el camino principal hasta el final, se encuentran el muelle y la playa con una confitería restaurante. Desde este punto también salen caminos secundarios que van hasta un pintoresco camping organizado con todos los servicios para pasar una estadía en plena naturaleza. Además, en Quila Quina también se puede conocer una fuente de agua mineral y llegar hasta el sendero de “El Cipresal”, que conduce a unas pinturas rupestres.

Karina Jozami / Jorge González

Conocé más lugares de interés en San Martín de los Andes

Datos útiles

Nivel de dificultad: Baja

Duración: Todo el día

Sugerencias: Es muy importante manejar con precaución por los senderos de montaña. En verano generalmente el clima es seco y a las curvas y contracurvas se les suma el hecho de que los autos levantan mucha tierra, por lo que hay que extremar las precauciones para evitar accidentes.

Te puede interesar

La secreta cascada Ñivinco
A poca distancia de las rutas tradicionales encontramos la maravillosa cascada Ñivinco, que confirma que cada bosque esconde algún misterio por develar.

Ver el paseo

Ubicación

 


InterPatagonia - Información turística sobre San Martín de los Andes, Patagonia, Argentina: Paseos y excursiones
© InterPatagonia 2002-2015 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723