Aromas de chocolate en rama

En el centro de Bariloche, encontramos una chocolatería con elaboración a la vista en la que pudimos descubrir cómo se obtiene el exquisito chocolate en rama.

“¿Cómo se fabrica el chocolate en rama? ¿Alguna vez viste cómo lo hacen?”, con esas dos preguntas en los labios ingresamos a la fábrica de chocolate Frantom. El aroma característico de este exquisito alimento a base de cacao penetró en nuestra nariz.

Un cálido local frente al lago con aire arquitectónico barilochense y decoración de madera en pisos y mostradores rústicos le da un toque muy agradable a esta chocolatería. A través de los vidrios de la planta de elaboración pudimos comprobar con qué facilidad el maestro chocolatero manejaba espátulas, tiempos y temperatura de forma magnífica para lograr chocolate en rama.

Una guía del local fue explicando los pasos que deben seguirse y que Manuel Figueroa, el maestro chocolatero, llevaba a cabo sobre la extensa mesada de mármol. Le alcanzaron una enorme cacerola de acero inoxidable que contenía un chocolate tibio de muy buen color y brillo.

  • Experiencia chocolatera heredada

    Experiencia chocolatera heredada

  • Casi adictivo

    Casi adictivo

  • Esos troncos que parecen ramas de árboles

    Esos troncos que parecen ramas de árboles

  • Cálido local frente al lago

    Cálido local frente al lago

  • Decoración de madera

    Decoración de madera

Manuel extendió sobre la mesada un franja de casi tres metros por 20 centímetros con una espátula. Esperó el momento adecuado para comenzar el plegado. Con movimientos sencillos y concisos fue arrugando, corriendo el chocolate de lugar y así fueron apareciendo esos troncos que parecen ramas de árboles.

Por su alto contenido proteico y calórico, el chocolate es considerado ideal para acompañar los días fríos de la montaña. Pero es sabido que el consumo y elaboración del chocolate eran ajenos a las costumbres alimentarias de los criollos y mapuches.


Siglos de historia

El árbol de cacao es originario del golfo de México. Aztecas y mayas lo utilizaban como bebida y como moneda. Crearon un brebaje amargo que consumían reyes y nobles, y en rituales sagrados. Fueron los españoles quienes desde América lo llevaron a Europa.

Italia, Inglaterra, España y Suiza refinaron a lo largo de años el chocolate. La tradición chocolatera fue realizando distintas variaciones en la relación del cacao, la manteca de cacao, el azúcar y la leche. Mediante batido, se obtuvieron diversos tipos de chocolate como bebida espirituosa y como postre.

A Bariloche llega junto a las corrientes inmigratorias europeas en los siglos XIX y XX. Nuevas recetas fueron transmitiendo las técnicas de elaboración, el gusto por lo artesanal y la incorporación de frutas finas de la zona y frutas secas.

Manolo, como le llaman sus compañeros, conversó con nosotros unos minutos. “La temperatura del chocolate en la cacerola era de 40 a 48 grados y debía llevarla a 28/29 grados. Al tacto y pasando la mano sobre la cobertura me permite saber cuándo es el momento de levantar la pasta con la espátula.”

Mientras, observábamos cómo dos chicos degustaban el chocolate en rama, lo desarmaban en la boca y sus gestos eran de placer. Sus manos y mejillas era una sola mancha amarronada.

Conocimos una empresa nueva pero con experiencia chocolatera heredada de sus mayores que mantiene y mejora el nivel de elaboración sin que se altere el producto.

De amplia difusión y casi adictivo, la propuesta es no guardar este chocolate más de 6 meses sin consumirlo. Nos contamos entre quienes dicen que: “Mejor es comérselo”.

Autor Mónica Pons Fotografo Eduardo Epifanio

Contacto de la excursión o paseo


Chocolateria Frantom

J. M. de Rosas esq.Panozzi (8400) San Carlos de Bariloche, Río Negro, Argentina

Tel: +54 294-4522391

Mapa de ubicación

Excursiones y paseos en San Carlos de Bariloche

Hoteles y alojamientos en San Carlos de Bariloche

Organiza tu viaje con: welcomeargentina.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com