Refugio Neumeyer – Valle del Chalhuaco

Un valle y un bosque de lengas resguardados por los cerros cordilleranos conforman el escenario del refugio Neumeyer en Valle del Challhuaco. Caminatas, nieve y sol.

El espíritu de montaña se vive a pleno en el refugio Neumeyer, en Valle del Challhuaco. A 20 km del centro barilochense, este rincón increíble de bosque de lengas es un paseo con un abanico de caminatas para elegir. En lengua mapuche, challhuaco significa «agua de buena pesca». El refugio original fue construido por Manolo Puente Blanco en 1971 y lleva el nombre de un pionero de Bariloche.

Laguna Verde, lengas y matas de amancay
Valle del Challhuaco está custodiado por los cerros, Ñireco, Carbón, Ventana y Challhuaco y es un destino propio de montaña, con un refugio para vivir la experiencia. Tiene el valor agregado de que se puede llegar en auto, ideal un 4x4, o contratando una excursión. El refugio propiamente se destruyó con un incendio. El sitio fue reacondicionado con domos. Son espacios preparados para recibir a los visitantes, calefaccionados y ambientados con todas las comodidades. También tienen ofertas gastronómicas con platos regionales.

  • Refugio Neumeyer, Valle del Chalhuaco

    Refugio Neumeyer, Valle del Chalhuaco

  • Refugio Neumeyer, Valle del Chalhuaco

    Refugio Neumeyer, Valle del Chalhuaco

  • Refugio Neumeyer, Valle del Chalhuaco

    Refugio Neumeyer, Valle del Chalhuaco

  • Refugio Neumeyer en invierno

    Refugio Neumeyer en invierno

  • Refugio Neumeyer, Valle del Chalhuaco

    Refugio Neumeyer, Valle del Chalhuaco

  • Refugio Neumeyer, Valle del Chalhuaco

    Refugio Neumeyer, Valle del Chalhuaco

  • El bosque en otoño

    El bosque en otoño

En los alrededores del refugio Neumeyer hay varios senderos demarcados y bien cuidados para disfrutar de distintas caminatas. En verano se puede practicar mountain bike, escalada, rapel, senderismo. En invierno el valle nevado se vive con esquí de fondo, trineos, culipatín y raquetas de nieve. Estas últimas son las elegidas para llegar a una laguna congelada, como postal de cuentos. Es la laguna Verde a 1550 msnm, donde habita la ranita del Challhuaco, especie microendémica del Parque Nacional Nahuel Huapi. Las sendas turísticas están planeadas en favor del cuidado de esta especie.

Un tramo más y se llega al Mirador del Pedregoso, con una vista panorámica de la ciudad y del lago Nahuel Huapi. Hay otros senderos para elegir. Lo recomendable es llegar bien temprano, hacer una caminata a la mañana, almorzar en el refugio y aprovechar la tarde para hacer otra.

La interpretación botánica tiene su máximo esplendor en enero y febrero, meses en que la flor del amancay cubre el valle con su color vivo. La belleza de las matas amarillas se vuelve poderosa y la leyenda se deja escuchar. Otros habitantes del bosque son los zorros, las liebres, los ciervos. El andar por las distintas vegetaciones como el bosque alto andino del cerro Challhuaco o la estepa del Valle de los Perdidos dará lugar a la observación de aves, y no faltará el avistaje del pájaro carpintero, o al menos el retumbar de su pico en los troncos del silencioso bosque.

En el refugio Neumeyer se pueden hacer caminatas activas o caminatas de interpretación en cualquier época de año, con diferentes grados de dificultad, no obstante todas pueden hacerse.


Miriam Coronel

Conocé más lugares de interés en San Carlos de Bariloche

Contacto

2050 Travel.com
Rolando 263 (8400) San Carlos de Bariloche, Río Negro, Argentina
Tel: +54 294-4437527

E-mail


Te puede interesar

La feria regional en Colonia Suiza
Sus primeros pobladores llegaron al paraje a fines del siglo XIX. Las imágenes que envolvían el entorno del lago Nahuel Huapi les recordaban mucho la belleza de su Suiza natal, paisajes de aires fríos de montaña que habían dejado para buscar nuevos horizontes. De esas primeras imágenes nació el nombre de Colonia Suiza.

Ver el paseo