La feria regional en Colonia Suiza

Sus primeros pobladores llegaron al paraje a fines del siglo XIX. Las imágenes que envolvían el entorno del lago Nahuel Huapi les recordaban mucho la belleza de su Suiza natal, paisajes de aires fríos de montaña que habían dejado para buscar nuevos horizontes. De esas primeras imágenes nació el nombre de Colonia Suiza.

El encanto de un poblado histórico
A pesar de encontrarse muy cerca del centro de Bariloche, solo a 25 km, es interesante conocer cómo este pueblo conserva sus características de aldea, y es por esta razón que muchas personas quieren visitarlo y se quedan prendados de este hermoso lugar.

Como muchas historias de migraciones, los colonos suizos que habían pasado primero por Chile trajeron sus historias, costumbres, gastronomía, quehaceres artesanales y todo fue tomando un color nuevo. Adoptaron costumbres locales, nuevas efemérides, otros ingredientes en la cocina, hasta una práctica culinaria araucana. Eduardo Galeano dice: «Ni al irse, ni al estar, ni al volver: nunca habían olvidado nada. Y ahora tenían dos memorias y tenían dos patrias». Colonia Suiza se transformó en un poblado histórico de Bariloche y las dos patrias de sus primeros habitantes se conjugan en los paseos, la arquitectura, las casas típicas que se mimetizan con el paisaje y la buena cocina de la que podemos ser testigos cada día de feria.

Podemos escuchar relatos de familias pioneras como los Goye o los Beveraggi; visitar una casa museo con toda una puesta tradicional para descubrir utensilios y herramientas de la época; recorrer otras construcciones portadoras de la historia; probar ricos platos como el curanto; disfrutar de un día de playa en el lago Moreno; caminar por los senderos boscosos; alcanzar algún refugio de montaña, incluso acampar y maravillarnos con unos días de aventura.

La propuesta turística de Colonia Suiza se elabora a partir de un fuerte arraigo histórico en que predominan los circuitos arquitectónicos, la decoración de las casas, el aire pionero de las actividades cotidianas, los aromas de la comida. El paseo da muchas posibilidades de disfrute, pero sin dudas su feria regional concentra todo el abanico de productos regionales y artesanales, propuestas gastronómicas y actividades artísticas. La tradición del curanto, la comida araucana preparada sobre piedras calientes, se celebra solo los domingos y es un imperdible de Colonia Suiza.

Para llegar a Colonia Suiza se puede ir con transporte público o vehículo propio. Tomando el desvío del clásico Circuito Chico, la Feria Regional Artesanal de Colonia Suiza es un paseo que se puede hacer los miércoles y domingos durante todo el año y en temporada de verano se agregan los viernes y sábados. Un viaje de encantos y sabores patagónicos.

Miriam Coronel / Interpatagonia.com

Conocé más lugares de interés en San Carlos de Bariloche

Datos útiles

Te puede interesar

Aromas de chocolate en rama
Liviano, como ahuecado, cada trozo de chocolate en rama se asemeja al tronco de un árbol, pero su aroma y textura no permiten equivocaciones: estamos frente a un trozo de auténtico chocolate.

Ver el paseo