Inter Patagonia - Página principal Patagonia, miércoles 20 de agosto de 2014  
Inter Patagonia - Paseos y excursiones
  Volver a Excursiones en San Martín de los Andes Español  English  
Estás en: InterPatagonia > Los Lagos > San Martín de los Andes > Paseos y excursiones > La Ruta de los Siete Lagos

La Ruta de los Siete Lagos

   
 Tiempo estimado de lectura: 3 min. Textos Fotos Marcelo Sola Textos Fotos Marcelo Sola
La Ruta de los Siete Lagos

Un circuito que permite adentrarse en los paisajes más íntimos de la naturaleza patagónica. Un zigzagueante recorrido, pensado para la familia, que muestra toda la magia de la región.

Debo confesar que varias veces transité la ruta nacional 234, conocida como el "Camino de los Siete Lagos", con rumbo a Villa La Angostura o Bariloche
, pero nunca me detuve para observar sus encantadores paisajes. A veces, las personas que viven en un determinado lugar no suelen observar con mayor detenimiento las características donde se encuentran. La cotidianidad con que se presentan las cosas hace que no reparemos en estos detalles que para otros son novedosos o importantes. Teniendo en cuenta que esta ruta es considerada como el principal corredor turístico de la región y que soy cronista de viajes, quise reparar mi “pequeño-gran descuido”, que a decir verdad considero imperdonable.


Reconocida internacionalmente por su inigualable belleza y sus atractivos puntos panorámicos, la ruta conecta en un viaje de cuatro horas – incluyendo las paradas – los lagos Machónico, Falkner, Villarino, Escondido, Correntoso, Espejo y Nahuel Huapi. Queda exento de esta lista el lago Lácar, por comenzar nuestro recorrido desde San Martín de los Andes; si hubiéramos iniciado el viaje desde Bariloche o La Angostura, el lago que no contaríamos sería el Nahuel Huapi. Todos estos lagos son el resultado de la metamorfosis glaciaria, que hace millones de años se experimentó la región.
La mejor manera de realizar este tipo de excursiones es a través de una agencia de turismo, donde se contrata el servicio de traslado con guía. De esta manera, es más fácil despreocuparse por el camino y depositar toda la atención en lo que se va presentando ante la vista.
La Ruta de los Siete Lagos
Bien temprano abandonamos San Martín de los Andes, bordeando el majestuoso lago Lácar. A medida que el transfer avanzaba por el camino de curvas, fuimos dejando atrás la pintoresca aldea de montaña.


Tras cinco kilómetros, un desvío hacia la derecha nos anunció el ingreso a la Playa Catritre, un paradisíaco lugar ubicado a la vera del lago. Posee un camping organizado con capacidad para 80 parcelas, sanitarios, duchas, proveeduría y un pequeño restaurante.
Un kilómetro más adelante, también a la derecha, observamos el camino que indica el ingreso a la Villa Quila Quina. Esta villa veraniega constituye uno de los mejores balnearios naturales de la región. Se encuentra enclavada en el límite de las tierras de la comunidad Mapuche Curruhuinca, con el Parque Nacional Lanín.
La Ruta de los Siete Lagos
El bosque andino patagónico


Continuamos por la ruta 234, y quince kilómetros más adelante pasamos frente al camino que lleva al centro de esquí Cerro Chapelco. Apenas unos metros más adelante y mientras esperábamos con ansias la llegada del primero de los lagos, transitamos frente al mirador del arroyo Partido. Llamado así por abrirse en dos, el brazo de la derecha del arroyo Partido vuelca sus aguas en una vertiente del océano Pacífico a través de la cuenca del Lácar, mientras que el de la izquierda, las vuelca en el océano Atlántico a través de la cuenca de los ríos Collón Curá, Limay y Negro.


El paisaje de toda esta región está compuesto por el bosque andino patagónico conformado por diferentes notofagus como lengas, coihues, radales, cipreses, raulies, ñires y robles pellín. Un dato para tener en cuenta es la época del año en que se realice el paseo. Si es en otoño, el paisaje circundante se presenta colmado de colores rojos, ocres y anaranjados; en invierno se viste de blanco; en primavera con colores brillantes; mientras que en verano el verde intenso del bosque se apodera de las vistas e inclusive se refleja en los lagos.


Luego de transitar varios kilómetros se presentó ante nosotros el lago Machónico. En cada lago el transfer frena para dejarnos bajar a tomar fotografías. El Machónico posee un mirador natural desde donde se obtiene una vista panorámica cautivante.
La Ruta de los Siete Lagos
Continuamos la marcha y, luego de haber recorrido 39 kilómetros desde San Martín de los Andes, nos encontramos con la portada que señala el límite entre los parques nacionales Lanín y Nahuel Huapi, dos de las tres áreas silvestres protegidas que une este corredor. El otro parque nacional es Los Arrayanes, que se encuentra en la península de Quetrihué, en Villa La Angostura.


En el kilómetro 43, el chofer disminuyó la velocidad para que podamos observar la cascada Vuliñanco. Este salto de agua de 35 metros cae en dos vertiginosos brazos a causa de una enorme piedra que divide las aguas.


Pocos kilómetros adelante apareció el lago Falkner. En este punto el guía nos indicó prestar atención en el cerro que se encuentra en la margen sur y que tiene impresionantes torres de piedra negra en su cúspide. Se trata del cerro Buque, y en él anidan cóndores, por lo que es posible verlos en vuelo. Sobre la playa del Falkner hay un camping agreste que cuenta con baños, área de fogones, proveeduría, y se encuentra abierto de noviembre a abril.
La Ruta de los Siete Lagos
La magia de los lagos


Unido al lago Falkner, se abre hacia la derecha el lago Villarino. En esta ocasión se encontraba “planchado”. Unos instantes fueron más que suficientes para apreciar la magnitud del lago. Mientras mis ojos observaban la vista panorámica, me di cuenta de que la naturaleza es sabia hasta tal punto que es capaz de generar paisajes que ni la mejor mano del hombre podría cincelar.


En un abrir y cerrar de ojos lo dejamos atrás. Abandonamos el pavimento, la ruta se transformó en ripio y casi de inmediato, entre el follaje espeso, encontramos un lago de aguas color verde esmeralda: el lago Escondido. Este paraje tiene un pequeño mirador donde bajamos para apreciar sin el vidrio de por medio los colores y el aroma a bosque.
Las paradas se fueron multiplicando, y con ellas el asombro, los silencios y la quietud de los apacibles paisajes que pasaban a ser los protagonistas.
La Ruta de los Siete Lagos
El próximo lago fue el Correntoso. Frenamos y nos dirigimos a hacia la despensa que funciona allí para comprar tortas fritas caseras. Antes de emprender el viaje ya me habían pasado el dato de las exquisitas masas fritas que se venden en el lugar, cocinadas por mujeres mapuches. Por eso, no perdí la oportunidad de adquirir algunas. Como era de esperarse, surgieron ganas por saborear unos ricos mates, y como buenos argentinos que somos, no tardaron en aparecer por parte de una mano amiga.


De nuevo en la Ruta Nac. 234, continuamos por el enripiado camino esta vez para pasar frente a uno de los miradores del lago Espejo. Llamado así por el increíble efecto que se produce con las montañas, los árboles y el cielo sobre sus aguas, donde aparece una réplica invertida del paisaje circundante.
La Ruta de los Siete Lagos
Pronto llegamos al kilómetro 100 del recorrido. Pasamos frente al cruce de la ruta nacional 231 que lleva al paso internacional Cardenal Samoré. Este paso comunica a la Argentina con la zona de Puyehue y con la Carretera Panamericana de Chile a la altura de la ciudad de Osorno.


El chofer continuó el viaje por la ruta de los siete lagos y unos kilómetros más adelante se abrió ante nuestros ojos una espectacular vista del sector norte del lago Nahuel Huapi, el sexto en extensión de nuestro país y el último lago de este bello circuito.


Poco antes de llegar a Villa la Angostura, otra curiosidad nos esperaba en el camino: el río Correntoso. Este río une el lago homónimo con el Nahuel Huapi y, por su escasa extensión, se constituye en el río más corto del mundo y es una de las mecas de los pescadores deportivos de salmónidos.


Llegamos a Villa La Angostura. Esta típica villa de montaña cuenta con servicios de hotelería, gastronomía y excursiones del más alto nivel. No nos alcanzarían las palabras para describir las actividades que se pueden realizar en este hermoso lugar, porque la imaginación es más amplia, y La Angostura permite combinarla con total libertad.
Nosotros optamos por visitar la zona de los muelles. Así pasamos frente a la bahía Brava y la Mansa, donde nos detuvimos para obtener una visión más clara sobre la magnitud y tamaño del último lago que estábamos visitando: el Nahuel Huapi.
Datos útiles
Horarios
A convenir con la agencia de turismo. Este tipo de excursiones suelen salir a las 8.30 de la mañana.
 
Sugerencias
La excursión no incluye viandas ni comidas, por lo que aconsejamos llevar dinero para adquirir un refrigerio en los distintos centros turísticos, o bien preparar una vianda completa y llevarla durante el viaje. No olvidar película fotográfica, los paisajes de la región merecen varias tomas.
 
Contacto
El Refugio
Villegas 698 esq. Tte. C. Perez (8370) San Martín de los Andes - Neuquén - Argentina
Tel: +54 2972 42-5140  
e-mail
 
 
Inter Patagonia

Características
Nivel de dificultad
baja
Duración
todo el día
Datos útiles Datos útiles



Ubicación



Volver a Excursiones en San Martín de los Andes Subir  

InterPatagonia - Información turística sobre San Martín de los Andes, Patagonia, Argentina: Paseos y excursiones
© 2002-2014 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723