Tren del Fin del Mundo

Entre bosques australes, una locomotora a vapor y vagones acondicionados para viajar con comodidad reviven los conmovedores sucesos de la vida del presidio más austral del mundo.

La Estación del Fin del Mundo es el punto de partida de una experiencia enriquecedora entre tantas que ofrece la ciudad de Ushuaia. A escasos ocho kilómetros del centro se inicia un itinerario por parajes agrestes por donde transitaron los presos para colaborar con su subsistencia.

Enfrentamos esa formación de varios coches de colores intensos liderada por una locomotora a vapor y nos aprestamos a buscar nuestra ubicación. En pocos minutos, el silbato del tren indicó que partíamos y, a paso muy lento, nos dejamos llevar por la aventura.

En el inicio, avanzamos por el cañadón del Toro, bordeamos el río y luego lo cruzamos. Al llegar a la estación Cascada la Macarena, hicimos una parada para observar de cerca la belleza de esa zona montañosa. La máquina cargó agua, subieron otros pasajeros y seguimos adelante.

El guía nos mostró el cauce zigzagueante del río Pipo. Luego, un cementerio de troncos de madera evidenció hasta qué punto se habían eliminado especies valiosas en tiempos en que la leña era imprescindible para todo. En ese punto los prisioneros talaban los árboles para su uso diario en la calefacción y cocción de alimentos.

  • Estación de Cascada la Macarena

    Estación de Cascada la Macarena

  • Estación del fin del mundo

    Estación del fin del mundo

  • La Porta, lista para salir

    La Porta, lista para salir

  • Entre los turbales y el río

    Entre los turbales y el río

  • Testimonio de la tala de los presos

    Testimonio de la tala de los presos

  • Estación del Parque, final del paseo

    Estación del Parque, final del paseo

  • Preparativos en la Zubieta

    Preparativos en la Zubieta

Los relatos acerca de la vida de la prisión, la peligrosidad de los penados y los duros trabajos que debían llevar a cabo fueron los dos temas que más nos impactaron. El penal fue cerrado a mediados del siglo XX.

El paso por los turbales fue impactante. Observamos su coloración verdosa intensa, su apariencia de gran alfombra mullida y supimos que esos musgos realizan la regulación de los escurrimientos de agua potable; esto beneficia a la población y al medio ambiente.

Una vegetación profusa compartió nuestro viaje en todo momento. A ambos lados, por los ventanales del coche, lengas, guindos, coihues y turbales multiplicaron sus colores, cambiantes a lo largo del año.

El ramal que llevaba al presidio era más extenso que el actual y transitaba por la ladera oriental del monte Susana y el centro del valle del río Pipo. Las fotos muestran lo rudimentario de esas formaciones, que también servían para traslados, en contraposición a la comodidad actual.

Llegamos a la Estación del Parque, donde desengancharon la locomotora para ubicarla en el otro extremo del tren para emprender el regreso. Gracias a la existencia de este medio de transporte encantador, pudimos apreciar la naturaleza de estos bosques patagónicos inhabitados y que guardan tanta información en su interior.
Leer paseo completo... Mónica Pons / Jorge González

Conocé más lugares de interés en Ushuaia

Ubicación

Datos útiles

Duración: 1 hora

Horarios: Salidas 9:30 y 15. El tren opera los 365 días del año, ajustando horarios y salidas a la época del año.

Sugerencias: Para apreciar más el paseo y conocer mejor la historia, antes del tren es conveniente visitar el Museo del Presidio. En las boleterías, se puede encontrar información sobre los distintos senderos que recorren la zona partiendo desde la estación del Parque, al finalizar el recorrido del Tren.

Contacto: Tren del Fín del Mundo
Ruta 3 Km. 3065 (9410) Ushuaia, Tierra del Fuego, Argentina
E-mail

Video

Ver el video