Vida silvestre patagónica cerca de Punta Arenas

Partiendo hacia el norte de Punta Arenas, la expedición silvestre nos lleva por los sitios másdestacados y representativos de la fauna patagónica y su hábitat natural.

Vamos en búsqueda de la colonia de cóndores más grande en la Patagonia chilena, en el Cerro Palomares, a 78 km al norte de Punta Arenas. En el camino conoceremos sobre la flora y fauna de esta región de la mano de guías expertos. El entorno silvestre incluye guanacos, ciervos, zorros y una cantidad de especies de aves increíbles.

  • Ñandú Patagónico

    Ñandú Patagónico

  • Cóndor Andino

    Cóndor Andino

  • Zorro gris patagónico

    Zorro gris patagónico

  • Avistamientos

    Avistamientos

  • Safari fotográfico

    Safari fotográfico

En busca del imponente cóndor


El paisaje se torna surrealista en estas tierras poco pobladas, donde la vida salvaje tiene su máximo esplendor. Entre los mamíferos de tierra adentro se destaca el guanaco, de la familia de los camélidos. Estos animales de grandes ojos expresivos pueden trepar los terrenos rocosos con facilidad y viven en manadas. El escurridizo y ágil huemul, que habita las cordilleras magallánicas, es un animal solitario, un ícono de la Patagonia y de Chile propiamente. El huemul habita los bosques de lengas y ambientes arbustivos.

En las zonas de estepas áridas habita el zorro culpeo, otro bicho solitario que prefiere los bosques densos para descansar y los campos abiertos para cazar. El zorro chilla o gris es otra de las especies de zorros chilenos y se adapta fácilmente a las planicies desérticas y a los climas poco benignos. Otros mamíferos pequeños son el chingue, una especie de zorrillo con un cuerpo robusto, vistosa cola y crines erizadas; el armadillo piche, que habita los terrenos arenosos de la Patagonia austral, y el quirquincho peludo, el mamífero con caparazón tan prehistórico como curioso.

Entre las aves terrestres, el ñandú, conocido también como avestruz patagónico o choique, vive en las pampas patagónicas chilenas, entre los pastizales. Son espléndidas aves corredoras pero poco agraciadas para el vuelo. Son más pequeñas que los avestruces, con un plumaje gris parduzco, y se las puede ver en grandes grupos. En las lagunas y mallines podemos observar cisnes de cuello negro, flamencos, cauquenes…

Llegamos a Cerro Palomares para acercarnos con una caminata sencilla al lugar donde habita el cóndor de la Patagonia, sin perturbar su hábitat natural. Es otro animal icónico para los chilenos y el ave voladora más grande. Su envergadura puede llegar a los 3,5 m. No son aves cazadoras, se alimentan de los animales muertos, junto con otras aves carroñeras como el tiuque y el carancho. Anidan en las paredes rocosas de los cerros y en las cuevas de paredones verticales.

Las regiones de Aysén y Magallanes concentran la mayor parte de la población de estas aves, por lo cual es un paseo seguro para poder observarlas, en cualquier época del año. Sin embargo, las condiciones climáticas favorecen la experiencia desde septiembre a mayo.
La excursión parte de Punta Arenas y se requiere ropa abrigada y calzado cómodo. Un viaje diferente cada vez porque la vida silvestre patagónica siempre sorprende.


Miriam Coronel / Solo Expediciones

Conocé más lugares de interés en Punta Arenas

Te puede interesar

Pasado de gloria
Una de las más suntuosas residencias de la familia pionera Braun Menéndez hoy alberga el Museo Regional de Magallanes.

Ver el paseo